Lo más visto

Más de Mujer

Con un toque de yogur

El yogur se puede consumir en el desayuno con fruta y granola; en el almuerzo o la cena utilizarlo para sustituir la crema en aderezos; y para la preparación postres es una buena opción.
Enlace copiado
Enlace copiado
Es un ingrediente versátil y especialmente saludable, ya que además de ser una tentación alimenticia diaria puede incluirse en recetas para reemplazar aderezos o salsas para pastas, carnes o ensaladas. Con frutas es ideal para incluirlo en postres fríos y calientes. Es un buen alimento bajo en calorías pero rico en nutrientes y se puede disfrutar a toda hora del día, en especial entre comidas.

Además el yogur es rico en calcio, fósforo, magnesio y minerales; es importante en la dieta diaria de toda la familia y en especial en mujeres embarazadas, en la pastelería combina perfectamente con mantequilla, harina, huevos, leche condensada, frutas naturales, chocolate y azúcar.

Al preparar recetas dulces, como pasteles, no lo debes batir en exceso porque se vuelve líquido.

Torta de yogur

Ingredientes:

225 gramos de azúcar

125 gramos de harina

125 gramos de yogur

3 huevos

Ralladura de un limón

1 cucharada de levadura

25 gramos de mantequilla

Preparación:

Bate los huevos manualmente con el azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa. A parte, mezcla la harina con la levadura y la ralladura de limón. Mezcla el yogur con el batido de huevos y el azúcar. Añade poco a poco la harina a la mezcla anterior hasta obtener una masa suave y homogénea. Vierte la masa obtenida en un molde previamente engrasado con mantequilla y luego introdúcelo en el horno precalentado a 250 grados y déjalo hornear durante 40 minutos. Una vez horneado, déjalo enfriar antes de desmoldarlo. Toma nota: para saber si la torta está en su punto, introduce en el centro de esta un cuchillo, si este sale limpio, es que ya tiene el cocimiento adecuado.

Gelatina de yogur

Ingredientes:

1 litro de yogur del sabor de tu preferencia

1 lata de leche evaporada

1 lata de leche condensada

1 taza de agua fría

3 1/2 cucharadas de grenetina en polvo

1 taza de fruta natural picada de tu preferencia

Preparación:

Vierte el agua fría en un tazón, este paso sirve para hidratar la grenetina. Espolvorea la grenetina en forma de lluvia sobre el agua fría y deja que se hidrate. Una vez hidratada llévala a baño maría o al microondas hasta que este líquida y sin grumos. Vierte en un tazón amplio el yogur, la leche evaporada y la leche condensada, intégralas bien. Añade la grenetina y con un batidor de globo bate muy bien. También puedes hacerlo en la licuadora, solo que lo tendrías que hacer en dos tandas, y luego integrar todo en un tazón, para asegurarte de que la grenetina quede bien distribuida. Vierte dentro de uno o varios moldes para gelatina según tu elección y refrigérala durante cuatro horas, o déjala un día para otro. Desmóldala y adórnala con la fruta picada. La gelatina queda muy suave, rica, con un delicado sabor a yogur.

Tags:

  • yogur
  • postre
  • desayuno
  • almuerzo
  • cena
  • salsas
  • azucar

Lee también

Comentarios