Lo más visto

Más de Mujer

Confía en tu esfuerzo

Enlace copiado
Enlace copiado
Bien dicen que la esperanza es lo último que se pierde. La confianza en el trabajo que realizas al esforzarte por ser un mejor padre o madre de familia es lo que debe mantenerte firme y constante. Siempre he insistido en que no debemos darnos por vencidos ante lo que consideremos un fracaso al momento de poner en práctica consejos y correcciones al educar a nuestros hijos, sino, por el contrario, seguir intentándolo una y otra vez hasta conseguir la actitud deseada.

Tarde o temprano los hijos se darán cuenta de que sus padres tienen el deseo de superarse y ser mejores personas, y que pretenden que ellos sigan el ejemplo.

Las expresiones “es que no me hace caso”, “me da cólera que no entienda”, “pobrecito, me da lástima”, “¿y si se enoja?”, “ay no, porque va a llorar” son las que normalmente utilizamos para no tomar acción; pero en realidad solamente son excusas para no imponer nuestra firmeza y exigencia. Al hijo no le va a suceder nada malo si cumples con las advertencias que le diste; se va a molestar un momento y le va a pasar, pero definitivamente puede vivir muchas situaciones inadecuadas si eres permisivo o te vas al extremo de ser autoritario. Es cuestión de actitud y siempre estamos a tiempo.

Tengamos fe y demostremos siempre nuestro amor educando hijos sanos de corazón, con propósitos firmes y coherentes, que busquen su felicidad y que también se preocupen por la de las personas que les rodean; que se amen a sí mismos para que puedan amar a los demás, que deseen un mejor país y que tomen acciones beneficiosas para lograrlo.

Tags:

  • padres de familia
  • familia
  • educar
  • hijos
  • ser padres

Lee también

Comentarios