Lo más visto

Más de Mujer

Consejos para cuidar tus orquídeas

Las orquídeas encantan a quien las mira. Para tenerlas en casa debes saber algunos secretos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Las orquídeas como cualquier planta, tiene requerimientos que deberás atender para conseguir un buen crecimiento y una buena floración, que haga saltar de belleza el espacio que tienes decorado con ellas. Recuerda que si las adquiriste en Apaneca, Ataco o cualquiera de estos pueblitos de la Ruta de las Flores, ellas están acostumbradas a un ambiente fresco, por eso debes adecuarles en tu casa todas estas necesidades de adaptación.

El éxito con estas plantas dependen de que sepas como tratarlas desde el primer momento. Lo primero, es que las orquídeas son plantas diferentes al resto de las que conoces. Tienen necesidades diferentes, especiales, para su cuidado y cultivo.

Por ejemplo, con respecto al riego, es preferible que lo hagas en las mañanas. No les gusta dormir mojadas. Si riegas en la tarde o en la noche las estas exponiendo a que se enfermen con hongos y bacterias. Con respecto a la cantidad de agua depende del medio de cultivo donde esté creciendo. Generalmente, el coco y las raíces de helecho o materiales similares necesitan menos agua, porque retienen bastante la humedad.

La iluminación tambiés es importante. Dependiendo de la especie que tengas, deberás conocer la cantidad de luz que necesita. Si no sabes, ofréceles una iluminación media y ellas se encargarán de decirte si es mucha o poca. Generalmente cuando las tienes en condiciones de mucha luz, se queman o se ponen amarillas. Cuando le estás ofreciendo poca luz, las verás de un color verde oscuro.

El fertilizante o abono no debe faltar.  Compra un fertilizante de lenta liberación (tiene forma de pequeñas esferas y lo puedes encontrar en las tiendas de jardinería). Aplica una cucharada de este fertilizante cada seis o siete meses. Coloca una o dos veces por semana algún abono foliar tal como el 20-20-20 o alguno similar, que sea balanceado (la misma cantidad en los tres números).

Si vez que caminan por la maceta o tiesto tienes que cambiarlas para que sus raíces no empiecen a sufrir y para que tu orquídea no pierda estabilidad.

Asegúrate si es terrestre o no. La mayoría no se siembran en tierra, son muy pocas las terrestres. La mayoría de las que normalmente encuentras en las tiendas de jardinería o que te regalan, son epifitas, no requieren tierra. 

Ahora que tienes una idea de cómo cuidarlas o la próxima vez que compres alguna, pregunta a la persona sobre sus cuidados y ambiente que necesita. 

Tags:

  • orquideas
  • cuidados
  • plagas
  • ambiente
  • abono

Lee también

Comentarios