Consiente tus pies hidratándolos

Probablemente no les prestes mucha atención a tus pies, pero ellos la necesitan en especial en estos días de vacaciones, ya que pueden maltratarse si visitas la playa, una piscina o si decides caminar más de lo que acostumbras.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los pies, que son el soporte del cuerpo con facilidad sufren maltratos ya sea por los roces con los zapatos, el uso de calzado inadecuado y la falta de cuidados. Además en estos días de vacaciones también pueden sufrir alteraciones si visitas la playa, una piscina o si escalas una montaña o caminas más de lo que acostumbras. La hidratación y algunos hábitos de higiene, son claves para evitar estos problemas, es por eso que te explicaremos cómo hidratar los pies y hacer que luzcan hermosos.

Hidratar los pies cada día debe convertirse en un ritual para para tenerlos suaves y hermosos. No es necesario adquirir una crema especial para esta zona, basta con usar una crema corporal para piel seca que contenga preferiblemente urea, de este modo ofrecerá la máxima hidratación a esta área.

Aplica la crema cada noche en todo el pie, especialmente en los talones, luego cubre tus pies con unos calcetines y deja que el producto actúe toda la noche. 

Además de estos cuidados básicos, también puedes aplicar algunos remedios caseros que te ayudarán a mejorar la hidratación y potenciar la belleza de tus pies. Una de las mejores mascarillas para hidratarlos es la elaborada con aguacate, un alimento rico en vitamina E y ácidos grasos omega 3, y yogur, un ingrediente ideal para hidratar de forma natural.

Para prepararla necesitas 1/4 de aguacate y dos cucharadas de yogur natural, luego mézclalos y aplícala en tus pies. Cúbrelos con una bolsa de plástico y deja actuar por 20 minutos, luego retira con agua tibia y disfruta de unos pues suaves.

La sábila cuenta con muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo, y una de las más destacadas es su capacidad hidratante y reparadora. Sácale provecho para hidratar los pies y conseguir excelentes beneficios. Para su uso: extrae la pulpa de una hoja de sábila y aplícala directamente en tus pies, especialmente en la zona de los talones que suele ser la más seca. Enseguida ponte los calcetines y deja actuar toda la noche, puedes repetir este procedimiento dos veces por semana.

Toma en cuenta que hidratar los pies te ayuda a relajarlos un poco, entonces puedes sumergirlos en agua tibia mezclada con aceite de coco o de oliva, dos ingredientes perfectos para aportar humectación y suavidad a la dermis. Déjalos en la mezcla durante 10 minutos después retíralos, lávalos y aplícate tu crema hidratante favorita. Notarás como quedan suaves y agradables al tacto.

También se recomienda exfoliarlos dos veces a la semana con un producto de grano grueso destinado al cuerpo o especial para los pies, así se logra eliminar las células muertas y reducir la acumulación de durezas.

Cuando las durezas y la piel muerta se acumulan de forma excesiva, es probable que el exfoliante corporal no sea suficiente. En estos casos se recomienda usar la piedra pómez, que ayuda a eliminar fácilmente el área dura para dejarla mucho más suave y fácil de hidratar. La piedra pómez deberá usarse al menos dos veces a la semana.

Tags:

  • pies
  • hidratacion
  • dureza
  • piel
  • exfoliante

Lee también

Comentarios

Newsletter