Criar con humor es todo un arte

Un estudio asegura que la risa es contraproducente para la educación de los niños, a pesar de ser necesaria.
Enlace copiado
Criar con humor es todo un arte

Criar con humor es todo un arte

Enlace copiado

La crianza no es una tarea sencilla, y junto a ella está otro pilar: la educación. Un gran reto en el que el arte y el humor quizá debieran estar presentes, o al menos intentar darles cabida siempre. Y es que los niños desde pequeños son como esponjas, lo absorben todo con mucha facilidad y cualquier cosa que recae sobre ellos les deja fácilmente una huella; por tanto, qué mejor que esas huellas sean positivas, alegres o repletas de anécdotas de humor. Porque esas son las que, en el fondo, recordamos todos.

Sin embargo, una reciente investigación asegura que educar a través del humor limita y reduce la capacidad de atención de los estudiantes, e incluso, y según los resultados del muestreo en el informe, los estudiantes a los que expusieron en los exámenes a ejemplos cómicos obtuvieron peores resultados que los que fueron expuestos a los ejemplos estándar. No obstante, cuando se unen el arte con el humor y la educación, los resultados son distintos.

Lee también

Comentarios