Lo más visto

Más de Mujer

Cuando la “mamitis” se da en mujeres

En los hombres se vincula directamente al complejo de Edipo, pero popularmente se conoce como “mamitis”, algo de lo que también no están exentas algunas mujeres. No solo es un problema que se presenta en hijas de madres solteras, sino en general.
Enlace copiado
Cuando la “mamitis” se da en mujeres

Cuando la “mamitis” se da en mujeres

Enlace copiado
Generalmente, el término “mamitis” se usa cuando los hombres son dependientes de su madre, respecto a lo fraternal y emocional. Por ejemplo, aun cuando tiene pareja sentimental, la madre sigue con cierto control de sus acciones y actitudes.

Pero esto no es algo exclusivo de los hombres; también se dan casos –y bastantes– de mujeres que se someten al control de la madre y acuden, en la mayoría de los casos, para tomar decisiones, desde las más simples hasta las más complejas.

Para la psicóloga Isabel Camarena, es un problema que lo padecen tanto hijos de madres solteras como de madres en pareja, pues dependerá del tipo de crianza que estos le hayan dado.

“Hay madres muy sobreprotectoras que prohíben el sano crecimiento del hijo, por tal motivo, el hijo va creciendo con esta codependencia hacia su figura de autoridad, siendo inseguro y sintiéndose incapaz para lograr las cosas por sí mismo”, explicó Camarena.

Este problema se ve reflejado en los típicos controles que ejercen las madres con sus hijas, incluso cuando ya son adultas. Por ejemplo, discute con qué amigas sale, si puede ir al cine con sus amigas, si acepta que tenga novio (o hasta el grado de elegirlo).

¿Cómo afecta de adulto?

Controles que parecieron “normales” a edad más joven, que dependía económicamente de sus padres, pero ¿qué pasa cuando la hija cuenta con su carrera profesional o, incluso, es el sostén del hogar? Sin duda, serán conductas que en el futuro causarán secuelas si los hijos permiten que se siga dando, ya que, según explican algunos especialistas, cuando existe “mamitis” la mujer pone a su pareja en un segundo plano, y se percibe en la forma en que lo que dice, hace o comparte es visto como secundario.

Asegura que cuando los matrimonios padecen este tipo de conductas encuentran en ello “problemas serios”, ya que en los dos casos las respectivas parejas no son tomadas en cuenta, y siempre se pondera el poder de la madre. Y, al no superar esto, las relaciones de pareja “se vuelven complicadas y frecuentemente no son duraderas por la razón de que la pareja no es prioridad”, afirmó Camarena.

“Es importante que el hijo establezca límites con su madre al ser consciente de este problema y pueda vivir su propia vida”, explicó la psicóloga.

En general, aunque resulte difícil para una madre que siempre quiere proteger a sus hijos, lo recomendable es que estas marquen “una línea divisoria” y “no apegarse de más a sus hijos, hombres o mujeres”.

Es importante darles el espacio necesario, dejarlos que conozcan el mundo a su manera sin entrometerse hoy que ya es toda una mujer, para que no los afecte en sus relaciones de pareja.

Tags:

  • mamitis
  • mujer
  • pareja
  • relacion de pareja
  • sicologa
  • isabel camarena
  • boris barraza

Lee también

Comentarios