Cuando llega el “nadie me entiende”

Si el niño siente que nadie lo comprende y se lo expresa, hay algunas técnicas con las que le puede ayudar. Por ejemplo, fomentar el hábito de la lectura y contarle historias.
Enlace copiado
Cuando llega el “nadie me entiende”

Cuando llega el “nadie me entiende”

Cuando llega el “nadie me entiende”

Cuando llega el “nadie me entiende”

Enlace copiado
Expresarse ha sido siempre una de las necesidades de los seres humanos para hacerse entender y para llenar las necesidades propias. Y hacerlo de forma correcta es a veces un reto, incluso los mismos adultos tienen dificultades en ocasiones.

Para los niños, entonces, es un desafío hacerse entender, sobre todo porque están en un proceso de aprendizaje en el que su mente absorbe mucha información que debe procesar y también llevar a la práctica.

Pero el psicólogo Rafael Franco agrega otro factor: “(El estilo de vida moderno) conlleva, muchas veces, a que tanto los padres como los hijos se conviertan en sujetos poco conocidos entre sí. Este desconocimiento genera problemas a largo plazo ya que generalmente los padres notan que ‘algo anda mal’ cuando se presenta un problema en la escuela y al intentar comprender qué sucede o el porqué de estas conductas, notan que les es difícil comprender a sus hijos, ya que saben muy poco de ellos”.

Ese desconocimiento de los hijos y falta de atención a lo que le sucede puede permitir, fomentar o incluso alargar que el pequeño no se exprese de forma correcta. Otro caso puede ser que los padres comprendan lo que el niño quiere decir, pedir, lograr, etcétera, pero para otras personas que no están familiarizadas con su expresión lingüística les es complicado hacerlo.

Habilidades lingüísticas

Para ayudarle al niño a hilvanar mejor las ideas, a expresar mejor sus emociones, sentimientos y pensamientos es necesario desarrollar las habilidades lingüísticas, las que le permitirán expresarse mejor tanto de forma oral como escrita.

Lograrlo requiere que los padres le dediquen tiempo, en primer lugar, para desarrollar las costumbres necesarias. Una de esas costumbres es la lectura frecuente, de las mejores herramientas para captar lo que se dice y hacerse comprender.

Otra forma de lograrlo es contarles historias, para que ellos capten ideas y adquieran la destreza de entender y por ende también de producir frases bien estructuradas.

Tags:

  • padres
  • hijos
  • educación
  • lenguaje
  • expresar
  • lectura

Lee también

Comentarios

Newsletter