Lo más visto

Más de Mujer

¡Cuidado con el (sobre) entrenamiento!

El entrenamiento o ejercicio en exceso puede tener consecuencias en tu cuerpo. Una de ellas es la rabdomiólisis, el lado peligroso de los ejercicios de alta intensidad.
Enlace copiado
¡Cuidado con el (sobre) entrenamiento!

¡Cuidado con el (sobre) entrenamiento!

¡Cuidado con el (sobre) entrenamiento!

¡Cuidado con el (sobre) entrenamiento!

¡Cuidado con el (sobre) entrenamiento!

¡Cuidado con el (sobre) entrenamiento!

Enlace copiado
La rabdomiólisis ocurre cuando los músculos sobreejercitados comienzan a morir y sus restos se filtran al torrente sanguíneo, lo que afecta a los riñones y provoca un dolor severo. De acuerdo con un estudio publicado en The American Journal of Medicine, citado por The New York Times, tres casos de rabdomiólisis fueron causados por sesiones de “spinning”. Según el informe, ya han sido documentados al menos otros 46 casos de personas que presentaron ese padecimiento después de una clase de “spinning”; 42 de ellos fueron personas que habían tomado su primera clase.

¿ES MEJOR HACER EJERCICIO ANTES O DESPUÉS DEL DESAYUNO?

El informe advierte que la enfermedad es muy poco frecuente y no constituía una razón para evitar el ejercicio intenso. Sin embargo, los autores dijeron que su meta era crear consciencia para que la gente que comienza un programa de ejercicio intenso inicie progresivamente para minimizar los riesgos.

Dale tiempo a tus músculos
De acuerdo con los expertos, las personas vulnerables a esta condición por lo general no brindan a sus músculos el tiempo que necesitan para ajustarse a un ejercicio nuevo. Cuando el esfuerzo es demasiado, se destruyen las fibras, acaba con estrés, fatiga y no se recupera.

LO QUE REALMENTE PASA CUANDO TE EJERCITAS

Reconoce tus límites
El primer paso para evitar esta condición es reconocer tus límites. No te avergüences de abandonar tus clases de “spinning”, “crossfit” o “running” si sientes que te esfuerzas demasiado; descansa y tómate tu tiempo. O si estás por iniciar un nuevo ejercicio, hazlo de forma progresiva, planifica tu alimentación y tus rutinas.

El músculo tiene un límite
Abusar del ejercicio genera problemas como la rabdomiólisis. Los síntomas más frecuentes de esta condición son dolor, inflamación, moretones o debilidad en las piernas, brazos o espalda baja, orina de color oscuro con sangre, orinar poco o nada, ritmo cardíaco acelerado, confusión, náuseas o dificultad para respirar.


Cuando las fibras se destruyen
Los músculos lesionados liberan sustancias nocivas en el torrente sanguíneo. Estas sustancias incluyen potasio, fosfato, cratinina quinasa y mioglobina. Cuando se liberan grandes cantidades, estas sustancias se podrían dañar los riñones y otros órganos.

Hidratación, lo más importante
De acuerdo con Truven Health Analytics, es importante que consultes cuánto líquido puedes tomar diariamente y cuáles líquidos son mejores si realizas ejercicio de alto impacto. Los líquidos ayudan a eliminar sustancias de tu cuerpo. Sin embargo, también es importante evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas porque puede aumentar el riesgo.

Graves complicaciones
La complicación más grave de la rabdomiólisis es la insuficiencia renal aguda, que puede aparecer en el 30 % de los casos. Otra complicación es la coagulación intravascular diseminada, como resultado de los productos de degradación muscular, hipovolemia, arritmias cardíacas y paro cardíaco debido a la hiperpotasemia.

Tags:

  • rabdomiólisis
  • entrenamiento
  • salud
  • ejercicio
  • enforma

Lee también

Comentarios