Cuidados neonatales, una necesidad para tu bebé

Los cuidados de los primeros 28 días de nacimiento de tu hijo son esenciales para el crecimiento. A continuación te brindamos algunos consejos para esa etapa.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los padres están presentes en casi todos los procesos de cambio de los hijos, y junto con ellos surge un sin fin de miedos respecto a las variaciones en su cuerpo y conducta; más si son padres novatos. Sin embargo, existen etapas que son sustanciales, una de ellas es la del neonato.

Según explicó el pediatra neonatólogo Edgardo Ortiz, el neonato es la etapa que oscila entre los cero y 28 días de vida, la cual se define como el período más vulnerable de la vida de un ser humano. Por ello, en estos 28 días debes prestar especial atención e informarte de todo lo que está a punto de suceder a tu hijo.

El protocolo de diagnóstico terapéutico de la Asociación Española de Pediatría dice que un recién nacido puede considerarse aparentemente sano cuando tuvo 37 semanas de gestación y su historia (familiar, materna, gestacional y perinatal), su examen físico y su adaptación lo garanticen. Por ello, el especialista Ortiz aseguró que es de total importancia realizar los tamizajes correspondientes en cada menor, dado que ayudan a detectar enfermedades que no son notorias en los primeros días de vida. Los tamizajes esenciales son los auditivos, los que buscan una cardiopatía congénita y los metabólicos.

En este punto, el especialista compartió que es primordial que los padres tomen nota sobre el comportamiento de sus hijos, y expuso que se debe tener especial cuidado con la fiebre, dado que en la etapa neonatal se convierte en una emergencia médica. A su vez, se debe cuidar de los vómitos, el llanto inconsolable o si el bebé tiene la mollera abombada. En este caso, lo mejor será recurrir rápidamente al médico.

Cuando el menor pase de la etapa neonatal, notarás ciertos cambios, entre ellos destacan los balbuceos, mayor apetito, los bebés permanecen más tiempo despiertos e incluso interaccionan más con su entorno, pues sonríen e incluso tocan el rostro de los padres.

Asimismo, no olvides que es sumamente esencial propiciar la unión madre-hijo desde el nacimiento de este hasta el alta hospitalaria, dado que se intensificará la cercanía para potenciar la confianza que el menor tenga hacia ti desde temprana edad.

Tags:

  • ser padres
  • neonatos
  • dr. edgardo ortiz
  • pedriatra
  • neonatologo
  • cuidados
  • bebé
  • familia
  • ombligo
  • alimentación
  • piel
  • leche materna

Lee también

Comentarios

Newsletter