Lo más visto

Desarrollo anormal del lenguaje, ¿cómo notarlo?

¿Cómo sé si mi hijo tiene un desarrollo anormal del lenguaje? ¿Qué hago si mi hijo no habla? ¿Cuándo tengo que llevarlo a un especialista? En breve, una especialista aclara estas dudas.
Enlace copiado
Enlace copiado
En los primeros años de vida del menor, la mayoría de padres desean de forma óptima tener una conversación más o menos legible con sus hijos. Sin embargo, esto no siempre es posible cuando existe un desarrollo anormal del lenguaje.

“El niño tiene que empezar a hablar al tener su primer año de vida, en particular con la emisión de dos o tres palabras. Alrededor de los 18 meses puede emitir de seis a 10 palabras, y a los tres años de edad el niño debería articular frases de cuatro palabras”, explicó la psicóloga y directora del Centro Psicopedagógico de Estimulación y Desarrollo (PE y DE), Alejandra Rivera.

El National Institute of Deafness and Other Communication Disorders (NIDCD) expone que las habilidades del habla se desarrollan mejor cuando el niño está expuesto de manera constante a un mundo lleno de imágenes, sonidos y al habla y el lenguaje de los demás.

Sin embargo, la especialista señala un punto esencial para poder comprender al menor: “Primero que nada, debemos diferenciar entre lenguaje y habla. El lenguaje es un concepto más amplio porque incluye no solo la capacidad de expresar ideas de forma verbal, sino también por escrito o por medio de gesticulaciones”. Asimismo, añadió que el habla entonces se trata de cómo formamos las palabras que decimos, y el lenguaje de cómo ponemos las palabras juntas para comunicar algo.

Buscar ayuda

“Los padres pueden pensar en un desarrollo anormal del lenguaje cuando en principio puede no haberse visto la adquisición del repertorio de palabras esperadas para la edad del niño, la dificultad de comprensión y para expresar pensamientos o sentimientos”, señaló Rivera.

Respecto al tratamiento, este dependerá de la edad del menor, siempre y cuando sea bajo la supervisión de un especialista. “Quiero hacer notar que los problemas de lenguaje no son solo dificultades comunicativas; también se constituye en problemas de aprendizaje para el niño”, añadió la especialista.

Las causas de este problema son diversas, dado que pueden ir desde entornos poco estimulantes, retraso madurativo, dificultades auditivas, fisiológicas, déficit de atención, trastornos del desarrollo y autismo, según comentó la psicóloga.

Por ello se hace un llamado a los padres a siempre estar atentos al desarrollo de sus hijos, dado que, al notar alguna incongruencia respecto a su edad y comportamiento, será necesario acudir a un especialista.

“En cualquiera de los casos, decir ‘está pequeño’, ‘ya va hablar’, ‘esperar que pase’ o ‘yo le entiendo’ no es recomendado”, concluyó la especialista Rivera.

Etapas del lenguaje

Etapa prelingüística (del primer mes hasta el año)

En esta primera etapa ya se adquieren formas de comunicación temprana como el llanto, la sonrisa o las vocalizaciones que intercambian con el adulto, adquiriendo estas significado en la interpretación que el adulto da a tales manifestaciones.

Primeras palabras (entre los 12 y 18 meses)

A esta edad empiezan a surgir las primeras palabras aisladas con intención comunicativa. Estas palabras suelen ir acompañadas por gestos y entonaciones que amplían su capacidad para expresar intenciones y pensamientos en una sola emisión.

Combinación de dos palabras (18 a 24 meses)

Las palabras sueltas de la etapa anterior empiezan a combinarse. La comprensión del lenguaje aumenta si bien suele repetir partes de las emisiones de los adultos (ecolalias).

Tags:

  • lenguaje
  • habla
  • ser padres
  • hijos
  • desarrollo anormal del lenguaje

Lee también

Comentarios