Descubierto el gen que vuelve agresivo el cáncer de próstata

Se trata del gen GATA2, especialmente activo en los tumores más peligrosos del cáncer de próstata.
Enlace copiado
Los investigadores  han descubierto una ruta, una cascada de procesos que empieza en el GATA2, y que llega a las fases que influyen en la proliferación celular.

Los investigadores han descubierto una ruta, una cascada de procesos que empieza en el GATA2, y que llega a las fases que influyen en la proliferación celular.

Descubierto el gen que vuelve agresivo el cáncer de próstata

Descubierto el gen que vuelve agresivo el cáncer de próstata

Enlace copiado
El cáncer de próstata es el más frecuente en varones en España (27,800 diagnósticos en 2012, según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, Seom). Aunque la mayoría tiene un tratamiento sencillo, es el tercer cáncer por mortalidad en hombres, con 5,481 fallecimientos en 2012, solo por detrás de las neoplasias colorrectales y de pulmón. Ello se debe a que hay un 15 % especialmente agresivo (los llamados cánceres resistentes a la castración), indica el oncólogo del Mount Sinai de Nueva York Josep Domingo-Domenech, líder de un equipo que ha encontrado un gen, el GATA2, especialmente activo en estos tumores más peligrosos. Lo han publicado en Cancer Cell.

En concreto, los investigadores han descubierto una ruta, una cascada de procesos que empieza en el GATA2 (por eso lo llaman gen maestro), y que llega a las fases que influyen en la proliferación celular. Esas reacciones en cadena involucran en cada paso a nuevos genes o proteínas. Una es la IGF2, importante por varios motivos: ya hay fármacos para ella que la inhiben y son tolerados por las personas. “El problema es que no basta con parar el cáncer; hay que rematarlo”, ejemplifica Domingo-Domenech para explicar que el uso de esos medicamentos no basta. La idea es mezclarlo con quimioterapia.

“Estamos en el proceso de diseñar el estudio clínico para probar en breve la combinación en pacientes y nos gustaría que en este estudio participaran centros hospitalarios españoles”, dice el oncólogo.

Pero el descubrimiento del gen es solo una parte de los avances del grupo de Domingo-Domenech. Parte importante del desarrollo cuenta con una ayuda extra: la posibilidad de fabricar ratones que tengan el mismo tumor que el paciente.

Para sembrar un tumor en un animal, había que practicar una cirugía al enfermo para obtener sus células malignas. “Esto era costoso y peligroso, y no siempre se podía hacer”, explica el médico. Lo que el equipo ha logrado es conseguir las células tumorales de la sangre periférica de los pacientes.

Tags:

  • cancer
  • prostata
  • gen
  • riesgo
  • mortalidad

Lee también

Comentarios

Newsletter