Lo más visto

Descubre un aliado funcional contra el cáncer

Enlace copiado
Descubre un aliado funcional contra el cáncer

Descubre un aliado funcional contra el cáncer

Descubre un aliado funcional contra el cáncer

Descubre un aliado funcional contra el cáncer

Enlace copiado
Los nutricionistas aseguran que la base principal de cualquier plan de alimentación deberían ser cereales, verduras y frutas, seguidos en menor cantidad por lácteos y carnes.

La mayoría de los cereales están compuestos por fibras, que son aliadas de la salud. Estas barren las toxinas del intestino, que ayudan a prevenir el cáncer, evitan el estreñimiento, reducen el nivel de colesterol y aceleran el tránsito de alimentos a través del cuerpo.

“En la actualidad, cada vez es más difícil que una alimentación sana sea consumida, por la rapidez de tiempo con el que las personas se movilizan”, comentó la licenciada en nutrición Ada Aragón de Herrera.

Una alimentación balanceada se divide en tres macronutrientes esenciales: carbohidratos, proteínas y grasas.

“Los carbohidratos son más que esenciales para el cuerpo y se tienen que consumir en 55 % al 60 % en nuestra alimentación. En esta categoría se encuentran los cereales que, según la Organización Mundial de la Salud, tienen que ser consumidos en mayor cantidad, pero deben de ser integrales o complejos, es decir, aquellos que no se les ha quitado su parte exterior, que es la que aporta más vitaminas y minerales”, explicó De Herrera.

La importancia de los cereales en la alimentación de personas con cáncer de seno se debe a que son ricos en almidón y brindan al organismo combustible y energía.

Cereales integrales

“El consumo de cereales integrales para una persona que está atravesando por un proceso de quimioterapia o radiación le ayudará a aportar la energía que su cuerpo necesita, gracias a su contenido alto en carbohidratos y nutrientes que necesita para poder desarrollar sus actividades diarias”, comentó.

Los cereales son muy ricos en vitaminas y minerales. Contienen vitaminas del complejo B, ácido fólico y vitamina E. En cuanto a minerales, los cereales aportan fósforo, zinc, silicio y hierro, así como fibra proveniente de la parte externa de los cereales que contiene fibra, que es principalmente celulosa.

“Los cereales, para personas que están en un proceso de quimioterapia o radiación, deben de ser consumidos con leche descremada o deslactosada, por la intolerancia que existe en el colon de la paciente. Su consumo tiene que ser de 8 a 12 cereales diarios para aumentar su nivel energía, ya sea consumido en seco o con leche agregando un poco de fruta”, explicó.

De Herrera mencionó entre sus ejemplos las fresas, “que brindan gran cantidad de vitamina C y antioxidantes que ayudan al cuerpo a minimizar el riesgo de padecer cáncer de seno”; los melocotones y los bananos, “que aportan gran cantidad de potasio, vitaminas y nutrientes”.

Asimismo mencionó la miel, “que también ayudará aumentar las defensas del sistema inmunológico, además de prevenir que se enfermen menos de gripe por la gran cantidad de vitamina C que se puede conformar de un lácteo, la fruta y el cereal”, aconsejó.

Tags:

  • cereales
  • vitaminas
  • nutrientes
  • prevención
  • alimentación
  • nutrición

Lee también

Comentarios