Días y noches imparables en Ataco

Gastronomía, arte, historia, naturaleza son algunos de los atractivos que ofrece este destino. Es una aventura con uno de los mejores climas del país.
Enlace copiado
Tradicional Las calles empedradas de Concepción de Ataco son un referente y resultan atractivas para los turistas nacionales e internacionales.

Tradicional Las calles empedradas de Concepción de Ataco son un referente y resultan atractivas para los turistas nacionales e internacionales.

Enlace copiado

Estos son los dos días y una noche en el municipio de Concepción de Ataco, en Ahuachapán. Partí del corazón de la ciudad, el parque central. Punto neurálgico y corazón de toda actividad que se desarrolla en el pueblo. En cada paso los sentidos se activan y se agudizan. Imposible escapar de la mezcla de olores, comida tradicional y exótica, bebidas para todos los gustos anunciadas por mujeres que miran con esperanza la llegada de los turistas.

Se ubican en un extremo del parque, pedazo de tierra que cuidan porque lo han recibido como ayuda para que puedan desarrollar su actividad. Gastronomía elaborada por manos de gente sencilla, arte, historia, naturaleza, la alegría del congabús y la aventura de los buggies fueron algunos de los atractivos que encontré en la visita a este municipio favorito por muchos. Una aventura que se extiende hasta la noche con uno de los mejores climas del país.

Congabús

Más allá, el sonido de risas nerviosas y poses para fotos durante el paseo en el congabús; simpático viaje alrededor del pueblo a cierta elevación que permite observar mejor el destino. Desconocidos se vuelven amigos durante el recorrido mientras atraviesan las calles de la ciudad, lugar que luce mejor con sus vías repletas de personas ávidas de conocer su historia ancestral.

Viaje en buggy

Seguí el recorrido, y el sonido de los motores llamó mi atención. Se trata de los buggies de Ataco. Vehículos deportivos en los que su falta de carrocería permite vivir la aventura en todo el cuerpo. Viajé con ellos, los alegres conductores de estos vehículos cuyo paso no deja indiferente a nadie. Partimos del histórico mural de la ciudad, conociendo el pueblo. Al conducir estas máquinas ruidosas es imposible no percatarse de sus calles perfectamente empedradas; es un alegre sube y baja en cada cuadra.

Alegría en la noche Durante la noche, Ataco es un lugar donde los diferentes restaurantes, bares y coffee shops se hacen cómplices para iluminar cada calle.

Vida nocturna

Pero había más que ver durante el viaje. Al caer la tarde la ciudad se transforma y las calles se iluminan. Es la vida nocturna de Ataco.

Caminé por este lugar iluminado por las luces de todos colores de los negocios donde cada noche se vive una celebración. Bares, restaurantes de comida gourmet, cafés y demás; cada uno con su estilo ofrece algo distinto para pasar bien durante la noche.

Concepción de Ataco es un lugar que tiene de todo para todos los gustos. Viví parte de lo que tiene para ofrecer en dos días y una noche recorriendo esta parte privilegiada del país.

 

DATOS 
DEL LUGAR
ATACO

Puede acceder a través de la Ruta de las Flores CA-8. Ataco está a una distancia de 5 km de Apaneca, en dirección a Ahuachapán.
TIEMPO
 El recorrido en vehículo lleva 1 hora con 30 minutos, aproximadamente, desde San Salvador.
DATOS 
DEL LUGAR
ALIMENTOS
En Ataco hay opciones para todos los paladares, desde comida típica hasta exótica, así como bebidas y cocteles.

106
 kilómetros hay desde San Salvador hacia Ataco.

En las alturas Esta población es de origen precolombino, fundada por indios yaquis o pipiles en el corazón de la sierra de Apaneca. En idioma náhuat significa “lugar de elevados manantiales”, ya que proviene de “at”, agua, manantial; “aeu”, elevado, alto; y “co”, sufijo locativo. Sus calles empedradas y los diversos murales en cada cuadra son algunos atractivos de Ataco.

Lee también

Comentarios

Newsletter