Lo más visto

Dime qué comes y te diré cómo te sientes

El tipo de alimentación y el hábito alimentario están íntimamente relacionados con el estado de ánimo.
Enlace copiado
Dime qué comes y te diré cómo te sientes

Dime qué comes y te diré cómo te sientes

Dime qué comes y te diré cómo te sientes

Dime qué comes y te diré cómo te sientes

Dime qué comes y te diré cómo te sientes

Dime qué comes y te diré cómo te sientes

Dime qué comes y te diré cómo te sientes

Dime qué comes y te diré cómo te sientes

Enlace copiado
La comida que ingieres influye directamente en tu estado de ánimo, según expone un estudio de Yale University School of Medicine, en Estados Unidos. Hay alimentos que debes moderar porque pueden exceder la presencia de cortisol y, como consecuencia, elevar los niveles de estrés, retener grasas y carbohidratos.

Así como hay alimentos que te pueden afectar negativamente, hay otros que despiertan el buen humor. El especialista en nutrición y gastronomía Miguel Ángel Almodóvar expone en su libro “Mood Food. La cocina de la felicidad” que la ingesta de mariscos, aguacate, ajo, arroz, cereales integrales y frutas intervienen positivamente. Esto se debe a que contienen nutrientes y principios activos que el cerebro utiliza para fabricar serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. Estos nutrientes pueden ser el triptófano, fenilalanina y tirosina, vitaminas del grupo B y C, ácidos grasos Omega 3, entre otros.

Alimentos que te hacen feliz

Mariscos. El pescado y los mariscos son fuente de Omega 3, porque estos ácidos grasos buenos están relacionados con la formación de neurotransmisores que afectan la conducta.

Carnes magras. El pollo y pavo son fuentes ricas en triptófano, el aminoácido esencial que se necesita para producir serotonina, neurotransmisor que influye en el estado de ánimo produciendo sensación de bienestar.

Piña y plátano. La piña es rica en minerales y vitaminas, sus nutrientes generan la sensación de bienestar. El plátano es considerado antidepresivo natural, aporta considerablemente la cantidad de triptófano.

Cereales integrales. Las pastas, pan y arroz  estiluman la secreción de insulina, ya que son ricos en fibra liberan glucosa en el torrente sanguíneo, evitando que se baje el azúcar y los cambios de humor repentinos.

Miel. Contiene quercetina, se ha demostrado que pueden provocar una leve disminución en la tensión arterial, además contribuye a evitar la depresión y mantener nuestro cerebro en buen estado de salud.

Productos lácteos. La leche y productos lácteos son fuente de calcio, fósforo, magnesio y proteína, además contiene triptófano, precursor de la serotonina necesaria, entre otras, para la formación de melatonina.

Alimentos cuyo consumo debes moderar

Cafeína. Una sustancia estimulante que fortalece la agudeza mental, pero su consumo en exceso afecta la presión arterial, aumenta la ansiedad y el insomnio. 

Alimentos picantes. La ansiedad puede producir complicaciones digestivas, como gastritis o diarrea, por eso es importante evitar las comidas picantes para reducir la incomodidad. 

Sodio. El consumo de sal en exceso puede afectar tu organismo, dado que estás más propensa a retener líquidos, elevar la presión arterial y estimular la ansiedad.  En ocasiones puedes llegar a deshidratarte. 

Bebidas energizantes. Contienen taurina, cafeína y azúcar, sustancias que estimulan el sistema nervioso. La combinación de estas pueden provocar insomnio, nerviosismo y estados de humor repentinos.

Grasas y carbohidratos. Los alimentos precocidos o la comida chatarra tienen alto contenido en grasas saturadas y otros aditivos, en un estado de estrés la mayoría de personas recurre a este tipo de alimentos. 

Alcohol. Si bien es cierto la cantidad moderada de alcohol puede llevarte a un estado de relajación, su consumo excesivo puede perjudicarte psicológicamente e intensificar tus niveles de estrés.

 

Tags:

  • nutrición
  • alimentación
  • humor
  • salud
  • mujer

Lee también

Comentarios