Disfruta de uñas largas y fuertes con buenos hábitos

Hacer que tus uñas crezcan largas y fuertes es un proceso de varios pasos y debes empezar asegurándote de tener buenos hábitos para conseguirlo.
Enlace copiado
Enlace copiado
Siempre y cuando cuides tus uñas, puedes hacer que crezcan el largo que desees y que se fortalezcan. Debes empezar asegurándote de dejar de tener malos hábitos con respecto a tus uñas. Después de eso, tomar las vitaminas adecuadas y hacerte la manicura de forma apropiada, todo esto y muchos otros tips te ayudarán a conseguir uñas largas y fuertes.

A continuación te presentamos algunos consejos para que puedas lucir y disfrutar de uñas fuertes y largas.

Morder tus uñas es perjudicial para tu salud. Aunque es un hábito frecuente en muchas personas, puede causar infecciones bacterianas en tus manos y boca. Si la piel alrededor del lecho ungueal, (este es el tejido blando debajo de las uñas de los pies o de las manos en donde se origina el crecimiento de las uñas), está seca o suelta, asegúrate de cortarla en vez de morderla.

Mantén tus uñas bien pintadas, para que tengas menos tendencia a morderlas. Escoge un esmalte por semana para no morder tus uñas. Añade más capas de esmalte poco a poco para que dejes el hábito de morder tus uñas. Considera conversar con un terapeuta con respecto a los problemas de ansiedad y aburrimiento si tu condición de morder tus uñas es muy grave.

Quitarte rápidamente las uñas acrílicas o de gel deja tus uñas secas, frágiles y con menos probabilidades de que crezcan. Incluso hacerlo de la manera adecuada puede dañar tus uñas porque lo tienes que hacer con el lecho ungueal remojado en agua. Cuando el lecho ungueal está húmedo, se pone muy sensible.

Si quieres hacerte una manicura con uñas de gel o acrílicas, altérnalas. Hazte una manicura tradicional entre las manicuras con uñas de gel o acrílicas.

Tocar tu esmalte con frecuencia elimina la capa superior de tu lecho ungueal. Esto forma una base débil en tus uñas. No te olvides de ponerte una primera mano y una capa superior. Es fácil omitir estas dos capas cuando estás apurada y quieres que tu esmalte se seque rápido. Sin embargo, cuando las omites, dañas tus uñas. Estas capas evitan que tus uñas se manchen; además, ayudan a que el esmalte se adhiera a tus uñas, para que se despinten con menos frecuencia y sea menos probable que toques y dañes tus uñas aún más.

En tu cartera, lleva paquetes de quitaesmalte previamente humedecidos para quitarte el esmalte cuando tus uñas empiecen a despintarse. De esta manera, no tendrás que preocuparte por tocar tus uñas.

Deja de usar tus uñas como herramientas. Sacar las etiquetas, la goma o abrir un llavero son cosas que pueden dañar o romper tus uñas con facilidad. Es posible que ni siquiera te des cuenta de que lo haces, pero si quieres que tus uñas crezcan largas y fuertes, debes empezar a notarlo.

La mejor manera de detener este hábito es dejar de hacerlo poco a poco. Ten tijeras a la mano, o alguna otra herramienta, para que te ayuden a abrir, sacar o despegar cualquier cosa que necesites a lo largo del día.

Tags:

  • unas
  • largas
  • fuertes
  • buenos habitos
  • saludpiel
  • morderlas

Lee también

Comentarios

Newsletter