Lo más visto

Más de Mujer

“Doctor, ¿esto es normal?”: Deja de preguntar y disfruta de tu hijo

Es normal que los padres primerizos se preocupen por todo; sin embargo, lo ideal sería disfrutar de la crianza y aprender equivocándose. Por ello, como padres, deben mantener la calma.
Enlace copiado
Las vacunas   son esenciales para que te despreocupes de algunos síntomas que presente tu hijo. Además, si tienes dudas consulta a tu médico.

Las vacunas son esenciales para que te despreocupes de algunos síntomas que presente tu hijo. Además, si tienes dudas consulta a tu médico.

Enlace copiado

No toleramos la incertidumbre. Y entrar en crianza supone para muchos encontrarnos con una gran cantidad de sucesos, hallazgos, situaciones... a las que nos enfrentamos por primera vez, y que generan grandes y pequeñas incertidumbres.

Muchas llegan en forma de preguntas genéricas, según el doctor Jesús Martínez. Algunos ejemplos son: “mi bebé tiene 12 semanas y ha ganado 10 gramos la última, ¿es normal?”; “mi niña está todo el día con los moquitos colgando, ¿es normal?” o “mi bebé mancha los pañales de color (añádase aquí cualquier código de color), ¿es normal?”

Es normal...

Es normal que tu niño tenga mocos cuatro meses seguidos, y después otros veinticuatro. Los mocos son una maravillosa barrera natural que protege de agentes extraños el organismo de tu bebé, y que hace que los vaya conociendo poco a poco, para aprender a defenderse por sí solo.

Es normal que a tu hija le dé gripe, y se resfríe, y que el mal rato le dure unos cuantos días de fiebre y malestar. Los clásicos decían que duraban siete días sin tratamiento, y una semana si tomas medicación. Los que hacen estudios serios del asunto dicen que puede ser normal que duren más. Si consideras la infinidad de virus respiratorios que el menor aún no conoce.

Es normal toser en algunos de estos casos, y nuevamente, la tos (como la fiebre y los mocos) nos ayuda a proteger y combatir el agente extraño. Es normal que pasemos mal rato viendo y escuchando a nuestras criaturitas; es normal que queramos que pase lo más rápido y con el menor sufrimiento posible.

Es normal que ante cada pequeño o gran problema nos pueda a veces la impaciencia, y busquemos soluciones rápidas, a veces con escasa o nula eficacia según demuestran los estudios.

Asimismo, es importante que ante toda la normalidad acudas a la vacunación requerida para tus hijos.

En el esquema de vacunación del Ministerio de Salud (MINSAL) se requiere para el recién nacido la vacuna BCG que previene formas invasoras de tuberculosis y la hepatitis B al nacimiento.

Asimismo cuando el menor está entre los 2-6 meses, se requieren tres dosis la vacuna pentavalente y polio. Y dos dosis de Rotavirus Neumococo Infantil 13 Valente.

Y cuando tu hijo alcanza el año, necesitará una dosis de Triple Viral SRP y un refuerzo de Neumococo Infantil 13 Valente.

Recuerda que si cumples con los controles y los requerimientos de los especialistas, lo más importante será disfrutar de la crianza. Además se debe tener en cuenta la educación emocional de tu hijo, dado que de esto dependerá sus relaciones sociales en el futuro.

El médico de mi [email protected]
Para ayudar a los padres en la tarea de encontrar información útil, fiable y basada en la evidencia científica, y a la vez, crear una comunidad donde profesionales y familias se enseñen los unos a los otros, nació en 2011 el grupo de Facebook El médico de mi [email protected] En él, profesionales de todos los campos relacionados con la salud infantil, entre ellos su creador, el pediatra Jesús Martínez, atienden a las dudas que nos pueden surgir en el día a día, de forma gratuita.
 

Lee también

Comentarios