EM: Un mal que ataca más a las mujeres

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmunitaria que afecta el cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central). Afecta más a las mujeres que a los hombres. El trastorno se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad.
Enlace copiado
Esclerosis múltiple.  El trastorno se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad, pero se puede observar a cualquier edad.

Esclerosis múltiple. El trastorno se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad, pero se puede observar a cualquier edad.

EM: Un mal que ataca más a las mujeres

EM: Un mal que ataca más a las mujeres

Enlace copiado
<p></p><p>salud</p><p>La esclerosis múltiple (EM) es causada por el daño a la vaina de mielina, la cubierta protectora que rodea las neuronas. Cuando esta cubierta de los nervios se daña, los impulsos nerviosos disminuyen o se detienen.</p><p>La esclerosis múltiple afecta más a las mujeres que a los hombres. El trastorno se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad, pero se puede observar a cualquier edad.</p><p></p><p>De acuerdo con información de los Institutos de Salud de Estados Unidos, el daño al nervio es causado por inflamación, la cual ocurre cuando las células inmunitarias del propio cuerpo atacan el sistema nervioso. Esto puede suceder a lo largo de cualquier área del cerebro, el nervio óptico o la médula espinal.</p><p></p><p>No se sabe exactamente qué hace que esto suceda. El pensamiento más frecuente es que los culpables son un virus o un defecto genético, o ambos.</p><h2>Síntomas</h2><p>Los síntomas varían porque la localización y magnitud de cada ataque puede ser diferente. Los episodios pueden durar días, semanas o meses y se alternan con períodos de reducción o ausencia de los síntomas (remisiones).</p><p></p><p>La fiebre, los baños calientes, la exposición al sol y el estrés pueden desencadenar o empeorar los ataques.</p><p></p><p>Es común que la enfermedad reaparezca (recaída). Sin embargo, puede continuar empeorando sin períodos de remisión.</p><p></p><p>Debido a que los nervios en cualquier parte del cerebro o la médula espinal pueden resultar dañados, los pacientes con esclerosis múltiple pueden tener síntomas en muchas partes del cuerpo, como pérdida del equilibrio, espasmos musculares, entumecimiento o sensación anormal en cualquier área, problemas para mover los brazos y las piernas, problemas para caminar, problemas con la coordinación y para hacer movimientos pequeños, temblor en uno o ambos brazos o piernas, debilidad en uno o ambos brazos o piernas.</p><p></p><p>Un examen neurológico puede mostrar disminución en la función nerviosa en un área del cuerpo o diseminación sobre muchas partes del cuerpo. Esto puede abarcar: Reflejos nerviosos anormales. Disminución de la capacidad para mover una parte del cuerpo. Sensibilidad anormal o disminuida. Otra pérdida de funciones neurológicas.</p><p>No se conoce cura para la esclerosis múltiple hasta el momento; sin embargo, existen terapias que pueden retardar el progreso de la enfermedad. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas y ayudar a mantener una calidad de vida normal. Pueden abarcar: los interferones (Avonex, Betaseron o Rebif), el acetato de glatirámero (Copaxone), la mitoxantrona (Novantrone) y el natalizumab (Tysabri). Fingolimod (Gilenya), esteroides para disminuir la gravedad de los ataques.</p><p>Según informa el sitio Vidaysalud.com hay casos que señalan que incluso el embarazo puede traer alivio contra la esclerosis múltiple.</p><p> ¿Cuál sería la causa para que la esclerosis múltiple no se presente durante el embarazo? Si se tiene en cuenta que la esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune, causada por la irritabilidad e hiperactividad del sistema inmunológico, entonces tiene sentido que el embarazo juegue un papel protector. Cuando estás embarazada, tu cuerpo se vuelve muy tolerante: por eso tu sistema inmunológico no rechaza al bebé. Así que esta capacidad de tolerancia a un “cuerpo extraño” o ajeno en el propio cuerpo puede tener mucho que ver.</p><p></p><p>Se dice que la esclerosis múltiple tendría menos posibilidades de desarrollarse luego de un embarazo porque algunas células liberadas por el bebé (las células fetales) se quedan en el cuerpo de la mamá y pueden provocar cambios beneficiosos a largo plazo en el funcionamiento del sistema inmunológico.</p><p></p>

Tags:

  • mujer
  • salud

Lee también

Comentarios

Newsletter