El ajo

Aunque pequeño, el ajo es un condimento con numerosos beneficios y un sabor inconfundible. Que no falte en sus recetas.
Enlace copiado
El ajo

El ajo

Enlace copiado
<p>Su aporte de vitaminas y sus propiedades para reducir la presión arterial hacen del ajo un ingrediente bueno para tu cuerpo. Es un antibiótico natural. Incrementa las defensas del organismo, mejorando la respuesta a virus y bacterias. Es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y depurador. En uso tópico, su jugo es un estupendo antiséptico (por esta razón, en la cocina cuando la carne de un ave o de un cordero empieza a oler se frota con ajo, al ser un magnífico bactericida).</p><p>Ayuda en la hipertensión protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol.</p><p>Ayuda a incrementar el nivel de insulina, reduciendo así los niveles de azúcar en la sangre.</p><p>Algunos estudios parecen demostrar que ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, ayudando a combatir el estrés y la depresión</p><p>Pero cocinar con ajo tiene sus secretos. Por eso, aprende cómo elegirlo, pelarlo, cortarlo y cocinarlo en recetas variadas y a comerlo crudo, ya que solo así es efectivo.</p><h2>Aplicación</h2><p>Tiene vitaminas A, B1, B2 y B6; y minerales como hierro, fósforo y potasio. También ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, a mejorar la circulación de la sangre, a eliminar las toxinas en el organismo y a reducir la presión arterial elevada; además de muchos otros beneficios.</p><h2>Modo de uso</h2><p>Tienes que consumirlo a diario, de preferencia cocinar tus recetas sin que este ingrediente falten. Cuando lo cocinas: evita cocinar el ajo a fuego fuerte para que no se queme y sepa amargo.</p><p>

Tags:

  • mujer
  • salud

Lee también

Comentarios

Newsletter