El descanso del bebé

El bebé nace con un ciclo de sueño diferente al nuestro y por ello tenemos que acoplarnos. Conoce más sobre este.
Enlace copiado
Enlace copiado
El bebé nace con un ciclo de sueño diferente al nuestro y de eso se dan cuenta las mamás muy pronto, durante la noche están más activos y durante el día más relajados.

Cuando nacen siguen el mismo patrón de sueño durante los primeros días, por la noche parece que les ponen pilas y durante la mañana hacen las pausas de las tomas más largas.

Esto al principio suele desesperar porque intentamos que el bebé se adapte a nuestro ritmo de vida y, sobre todo, el primer mes las mamás, e incluso la pareja, se tienen que adaptar al ritmo de vida del pequeño, tenemos que ceder un poco: dormir cuando duerma él, empezar a hacer siestas durante la mañana y tomarlo con mucha filosofía.

El niño irá madurando su sistema nervioso e irá adquiriendo todas las fases del sueño completas hasta dormir del tirón, aunque sí es verdad que hay bebés que les cuesta mucho.

Para inculcar ese ritmo circadiano, durante los sueños que haga en el día no vamos a bajar el volumen de la televisión, ni vamos a bajar luces; debemos hablar a un volumen normal, incluso le vamos a tener durmiendo en el salón para que se dé cuenta de que es de día, señala la guía.

Durante la noche el sueño debe ser sin estímulos: cuando le tengamos que dar el pecho lo haremos sin hablarle, las caricias transmiten mucho. Irá aprendiendo poco a poco

Tags:

  • descanso
  • bebé
  • ser padres
  • sueño

Lee también

Comentarios

Newsletter