El ejercicio: un aliado para la fibriomialgia

Muchas personas con fibromialgia limitan su actividad física; sin embargo, el ejercicio ayudará a aumentar tus niveles de serotonina y endorfinas, con lo que también puedes disminuir el dolor.

Enlace copiado
El ejercicio: un aliado para la fibriomialgia

El ejercicio: un aliado para la fibriomialgia

Enlace copiado

La fibromialgia es un trastorno que causa dolores musculares y fatiga. Genera una hipersensibilidad en diferentes áreas corporales y “puntos blandos” que concentran mayor malestar en el cuello, la espalda, los hombros, la cadera, los brazos o las piernas. Esta sensibilidad muscular también puede conducir a problemas de sueño.

Actívate

Los expertos señalan que el yoga y la natación son los ejercicios más recomendables para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Natación
El ejercicio acuático es una forma suave de ejercitar los músculos y las articulaciones. El agua soporta las articulaciones, disminuye la tensión y permite una mayor libertad de movimiento, sin esforzar el cuerpo. Además, puede proveer un nivel de resistencia media para ayudar a fortalecer los músculos. De acuerdo con los especialistas, si el ejercicio se realiza en sesiones de una hora o menos, con agua templada (28-32 grados) y hasta 3 veces por semana, es muy probable que los síntomas de la fibromialgia sean reducidos.

Yoga
Al practicar yoga, propicias el estiramiento y el fortalecimiento de los músculos, minimizando el dolor y el estrés. Esta disciplina permite relajar el cuerpo y la mente a la vez que fortalece los músculos sin hacer mucho esfuerzo. Es importante evitar posturas extremas que puedan ocasionar una lesión. Lo más adecuado es realizar posturas con movimientos que se encuentren dentro de sus capacidades.

Activa en el hogar
Cualquiera que sea la tarea doméstica que estés realizando, puedes lograr que sea más dinámico el movimiento. Un estudio realizado en 2007 por Arthritis Foundation, encontró que la actividad física, no solo ayuda a mejorar los síntomas, sino que mejora potencialmente los tratamientos farmacológicos, es decir que consiguen mejores resultados cuando la persona se mantiene activa.

Aeróbicos
Los ejercicios aeróbicos brindan una mejora significativa en los síntomas, en la función física y el corazón.  Además, se recomiendan porque activan los mecanismos opioides endógenos, los cuales ayudan a reducir el dolor.


Muévete 
A pesar que se desconoce la causa de la enfermedad, se sabe que afecta siete veces más a las mujeres. Actualmente no existe ninguna cura para esta condición. Sin embargo, el ejercicio es un tratamiento que pueden mejorar la calidad de vida.

Lee también

Comentarios

Newsletter