Lo más visto

Más de Mujer

El juego como rutina familiar

El juego como rutina familiar significa la interacción lúdica y natural de tu hijo con la diversión dentro de su hogar.
Enlace copiado
Enlace copiado
Debes tomar medidas y no permitir niños que se sientan solos aunque te tengan a su lado, por ello muchas veces se torna necesario dejar la tecnología de lado y acercarte de forma más directa con tus hijos. A continuación te brindamos algunos consejos.

Treinta minutos

Si tienes el genuino interés de estar más comprometido con la vida de tu hijo pero tus obligaciones te superan, trata de sacar mínimo 30 minutos para jugar con él. No para ponerlo a organizar los juguetes o para hacer ejercicios si tiene alguna condición, solo juego y risas.

Ten un horario

Así como le pides a él que respete los horarios de comida, TV y sueño, dale el mismo ejemplo. En vez de llegar a seguir trabajando, pasa con tus hijos un tiempo viendo o haciendo algo juntos.

Los deberes pueden ser divertidos

El aprendizaje no tiene que ser siempre una obligación, si permites la lúdica y te esfuerzas un poco más, tu hijo podrá aprender, jugar y sentirse feliz porque está a tu lado.

Aprovecha sus actividades

Si está inscrito en una escuela de fútbol o de arte, trata de no perderte sus presentaciones o de acompañarlo a sus prácticas, será un tiempo que pasarán juntos y le hará mucho bien.

Tiempo al aire libre

Está comprobado que los cerebros de los niños que no juegan se atrofian (por así decirlo), no tienen un buen desarrollo y, aún peor, si no hay contacto con el aire libre, la naturaleza y las miles de experiencias que puede tener.

Tags:

  • rutina familiar
  • tecnología
  • familia
  • hijos
  • ser padres

Lee también

Comentarios