Lo más visto

El parto prematuro o pretérmino

Hablamos del mismo evento, solo que si lo vemos desde el punto de vista del bebé se llamará prematuro, y si es desde la óptica materna, se denomina pretérmino.
Enlace copiado
El parto prematuro o pretérmino

El parto prematuro o pretérmino

El parto prematuro o pretérmino

El parto prematuro o pretérmino

Enlace copiado
Lo primero que debemos recordar es que el embarazo llega a su término y el bebé está listo para el parto a partir de las 37 semanas. Si el embarazo finaliza antes de las 20 semanas o antes de que el bebé alcance los 500 gramos de peso, se cataloga como aborto; si es entre esta edad y menos de 28 semanas estaremos ante un parto inmaduro; entonces hasta que se alcanzan 28 semanas y menos de 37 semanas serán los llamados partos prematuros. Este último grupo será el que podría tener mejor pronóstico perinatal, principalmente en la medida que se acerca al término.

Existen diferentes escenarios que terminan en un parto prematuro y es muy importante identificarlos. Puede ser que por diferentes razones el bebé fallezca dentro del útero o tenga una malformación y esto desencadene el parto; podría darse una ruptura de membranas que posteriormente llevara a un trabajo de parto con un bebé sano; ocurre también a veces que el cuello uterino presenta una debilidad y cede ante el peso del bebé abriéndose, esto se llama incompetencia cervical. Acá inicialmente no se darían contracciones y el bebé estaría sano. Finalmente, puede darse que ante un cuello en buenas condiciones, un feto sano y membranas íntegras se inicia el trabajo de parto de manera espontánea.

La pregunta del millón será entonces: qué ocurre para que esto se presente antes del momento adecuado. Hablaremos en esta ocasión del parto pretérmino, ya que el aborto conlleva situaciones diferentes que se podrían tratar en otro artículo. Algo interesante de comentar es que el mecanismo del parto se produce de la misma manera que en el embarazo de término, sin embargo, el detalle está en identificar qué factores son los más comúnmente relacionados como detonantes del inicio del proceso. Entonces de lo que podemos hablar es de factores de riesgo con la intención de identificarlos a tiempo y así evitar este problema que se convierte en un dolor de cabeza para los padres y para las unidades de neonatología de los hospitales en donde se lucha contra las complicaciones propias de la prematurez.

Haber tenido un parto pretérmino en un embarazo anterior es un factor de riesgo grande. Las infecciones, principalmente las de vías urinarias y las vaginales como causa de ruptura de membranas y posterior inicio de trabajo de parto, son importante identificarlas y tratarlas a tiempo. Las complicaciones maternas principalmente la preeclampsia y el deterioro fetal obligan muchas veces a finalizar el embarazo antes del término para mejorar las condiciones del binomio madre-feto.

Como podrá observarse, es un tema muy complejo por las múltiples circunstancias que interactúan entre sí y porque muchos de los factores involucrados no pueden evitarse o prevenirse, por lo que el tratamiento médico para detener el proceso de parto temporalmente con la intención de lograr la madurez pulmonar, disminuir los riesgos de hemorragia intracraneana y de enterocolitis necrotizante (a nivel del intestino) con medicamentos se convierte en una medida de rescate. Por supuesto que evitar llegar a esta condición, en los casos de factores prevenibles, sería lo ideal y esto será más fácil en la medida se tiene una planificación del embarazo (control preconcepcional) y un control prenatal adecuado.

Tags:

  • salud
  • ginecologo
  • René Alvarado Soto
  • parto prematuro

Lee también

Comentarios