Ella quiere niño y él, niña

Kate Middleton habló abiertamente de su embarazo durante la celebración del día de San Patricio en Londres.
Enlace copiado
Enlace copiado
La duquesa de Cambridge, Kate Middleton está en la mira de la prensa desde que se anunció su embarazo, ahora se dice que ella prefiere que el bebé sea niño, mientras su esposo, el príncipe Guillermo añora una niña, así lo menciona Elpaís.com

Hace dos semanas, muchos medios aseguraron que la duquesa de Cambridge, al recibir un regalo de una ciudadana, se refirió a su bebé como “mi hija”, pero la anécdota fue rápidamente desmentida por las grabaciones caseras de algunos asistentes a la supuesta conversación. Sin embargo, a partir de ese momento, las especulaciones han aumentado.

De hecho, el tema dio un vuelco este domingo, durante la celebración del día de San Patricio en Londres. La pareja real aseguró que no sabe aún el sexo del bebé, pero Kate Middleton no tuvo problema en confesar que preferiría un varón, mientras que su marido se decanta por una niña.

La prensa británica asegura que la duquesa de Cambridge habló muy abiertamente sobre su embarazo, que ya va por los cinco meses y medio. “Estoy muy emocionada”, reconoció, al recordar que el bebé llegará el próximo julio y asegurar que estaba “preparada” para las noches en vela que seguirán al parto.

El periódico británico The Daily Telegraph, narra que fue un miembro de la guardia real quien le arrancó las declaraciones más jugosas a la esposa del príncipe Guillermo. “Le pregunté si sabía si era un niño o una niña y me dijo que todavía no”, cuenta Lee Wheeler, de 29 años, quien se acercó a la duquesa para contarle lo mucho que echaba de menos a su hijo de 22 meses cuando estaba de servicio. “Ella dijo: ‘A mí me gustaría tener un niño y Guillermo prefiere una niña’”, aseguró el vigilante. “Luego le pregunté si tenía algún nombre previsto, pero contestó que no”.

La nuera de la reina Isabel apareció en el acto con el mismo abrigo verde de la firma Emilia Wickstead que utilizó el año pasado para esta ocasión, lo que demuestra que los cinco meses de embarazo aún no han dejado demasiada huella en el cuerpo de la duquesa.

La anécdota de la tarde fue protagonizada por el tacón de Kate, que en un paso mal calculado se quedó atrancado en el enrejado de una alcantarilla. La duquesa de Cambridge estuvo a punto de caerse, pero sus hábiles y nerviosos reflejos la ayudaron a recobrar el equilibrio justo cuando iba a tocar el suelo.

Tags:

  • principe Guillermo
  • Kate Middleton
  • realeza
  • heredero
  • princesa Catalina
  • duques de Cambridge

Lee también

Comentarios

Newsletter