¿En brazos o mejor caminando?

Dejar al pequeño a las puertas con tristeza infinita “es algo que el niño va a percibir y que les hará echarse a llorar”.
Enlace copiado
¿En brazos o mejor caminando?

¿En brazos o mejor caminando?

Enlace copiado
Es importante cómo llevamos a nuestro hijo. ¿Llegar caminando o en brazos?

“No nos damos cuenta, pero los bebés tienen una capacidad de observación impresionante y se dan cuenta de nuestras preocupaciones”, señaló Silvia Álava.

Así pues, llevar al niño tan abrazado que el educador se lo “tenga que arranchar literalmente de los brazos”, va a ser negativo. Lo ideal es, si el niño ya camina, que llegue así. “Es darle la máxima naturalidad y desdramatizar”, aconsejó.

Ligado a lo anterior, la experta insiste en que “no puede ser que el niño llegue dormido a la guardería y más tarde se despierte allí”. La sensación de abandono que puede experimentar al despertarse en un sitio completamente extraño estará asegurada. Se trata de una práctica erróneamente utilizada por muchos padres pensando que es lo mejor para el niño.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter