Enfócate enlo positivo

Observar y escuchar a nuestros hijos son habilidades que como padres de familia debemos aprender a realizar, de tal manera que nos den la capacidad de encontrar en cada uno de ellos sus fortalezas y enseñarles a utilizarlas para vencer sus debilidades; es decir, “todas aquellas actitudes que pueden mejorarse”.
Enlace copiado
Enlace copiado
En cada actividad que ellos realizan están demostrando lo que les gusta y no les gusta, por medio de gestos, actitudes, expresiones verbales o escritas y posturas. Generalmente criticamos lo que “de acuerdo con nuestro criterio” está mal hecho, y dejamos de lado aquellos pequeños detalles que nos parecen normales y para ellos tienen un gran significado. Si tu hijo es extrovertido y de repente lo ves muy callado o, por el contrario, es introvertido y por momentos está muy inquieto, son señales de que algo le sucede. En un momento adecuado pregunta ¿en qué estás pensando? o ¿está todo bien? Inconscientemente está llamando tu atención y la mejor forma de ayudarle es escuchándole y haciendo preguntas abiertas. Si te contesta “nada”, continúa con el proceso de preguntas, no con sermón. Permite que él mismo encuentren su problema y la solución: ¿Qué piensas hacer al respecto?

Así te darás cuenta de su capacidad de análisis ante situaciones que talvez para ti son simples, pero para él son complejas. Estarás desarrollando una fortaleza que le ayudará a resolver problemas de una manera más razonable. Lo importante es dejar en su corazón el deseo de ser respetuoso, solidario, tolerante, responsable, honrado: cuando se razona y se ama, se puede mejorar cualquier actitud.

Tags:

  • ser padres
  • hijos
  • positivos
  • fortalezas

Lee también

Comentarios

Newsletter