Lo más visto

Más de Mujer

Engordar o adelgazar por la tiroides

¿Tu tiroides no produce suficiente hormona tiroidea… o produce demasiada? Ya sea hipotiroidismo o hipertiroidismo, tu salud se resiente. Y es preciso que estés atenta a los síntomas que se producen para que puedas tomar medidas lo antes posible.
Enlace copiado
Cuidado.  Si eres mujer debes estar alerta, ya que ambos trastornos de la tiroides tienden a afectar más a las mujeres que a los hombres.

Cuidado. Si eres mujer debes estar alerta, ya que ambos trastornos de la tiroides tienden a afectar más a las mujeres que a los hombres.

Engordar o adelgazar por la tiroides

Engordar o adelgazar por la tiroides

Enlace copiado
¡Parece mentira lo que una pequeña glándula puede hacer en el organismo! Nos referimos a la tiroides (o glándula tiroidea), una glándula en forma de mariposa que se encuentra en la parte frontal del cuello, justo en la base de la nuez (o la manzana de Adán). Según explica el sitio Vidaysalud.com, su función es producir hormonas que controlan el metabolismo (es decir, regulan la forma en que se asimilan los alimentos para que el cuerpo obtenga los nutrientes y la energía que necesita para funcionar). Como ves, aunque pequeña, tiene a su cargo un trabajo muy, muy importante.

Cuando la tiroides funciona bien, produce las hormonas tiroideas en la cantidad que el cuerpo requiere. En ocasiones, sin embargo, su funcionamiento puede alterarse y la tiroides empieza a producir menos hormonas, o más de la cuenta. ¿Y entonces qué sucede? Pues que el metabolismo se altera y, entre otros síntomas, puedes comenzar a engordar o a adelgazar aunque comas igual que antes y hagas igual cantidad de ejercicio.

A la tiroides la pueden afectar una variedad de condiciones, desde la tiroiditis (inflamación de la glándula) al cáncer de la tiroides, pero entre las más comunes están los desequilibrios de hormona tiroidea, por debajo o por encima del nivel normal, conocidas como hipotiroidismo e hipertiroidismo. Y para que puedas saber qué le sucede al organismo en cada caso.

Diferencias

El hipotiroidis ocurre cuando la glándula tiroidea no produce suficiente hormona. La causa más común del hipotiroidismo es la tiroiditis de Hashimoto, desorden que ocurre cuando el sistema inmunológico produce anticuerpos que atacan a las células de la tiroides, haciendo que se inflame de forma crónica y deje de funcionar. Pero existen otras causas del hipotiroidismo. Entre ellas, destrucción del tejido de la tiroides por causas desconocidas (atrofia tiroidea idiopática).

Deficiencia de yodo

Cuando la tiroides se afecta por alguna de las causas y la producción de la hormona es escasa, comienzan a aparecer los síntomas, a veces lentamente, por lo que debes estar atento si padeces de fatiga, debilidad, y/o dolores en el cuerpo, el cabello se cae o se quiebra con facilidad, la piel se reseca, se puede inflamar la cara, sensibilidad al frío, aumento de peso, estreñimiento, irritabilidad, pérdida de la memoria y/o dificultad para concentrarse, infertilidad o irregularidades en los períodos menstruales.

Los síntomas pueden confundirse con los de otras condiciones y la única manera de saber si se trata de la tiroides es mediante una prueba de sangre.

El hipertiroidismo es lo opuesto al hipotiroidismo, y en este caso, la tiroides se vuelve hiperactiva y produce un exceso de la hormona tiroidea. Este aceleramiento de la tiroides puede producirse por distintas causas, entre ellas enfermedades de gravedad, varios tumores benignos de la tiroides (que pueden producir la hormona tiroidea por su cuenta), generalmente la tiroides se encuentra crecida y se dice que la persona tiene un bocio multinodular. No todas las personas que tienen bocio multinodular tienen hipertiroidismo.

La persona que sufre de hipertiroidismo puede desarrollar uno o más de los siguientes signos y síntomas: Aumento del apetito con pérdida de peso, se aceleran los latidos del corazón (taquicardia).

Tags:

  • hipertiroidismo
  • glandula
  • tiroides
  • bocio
  • salud
  • mujer

Lee también

Comentarios