Espina bífida oculta: ¿la tienes y no lo sabes?

Hay muchas personas que tienen espina bífida oculta y no lo saben, aunque a veces provoca incontinencia o deformidad en los pies.
Enlace copiado
Enlace copiado
Esta enfermedad no da problemas y casi nunca da la cara, tanto que muchas personas no se enteran nunca y otras lo descubren ya de mayores al hacerse una radiografía de la columna por otros motivos. Algunos pacientes que llegan a ser diagnosticados porque empiezan a presentar incontinencia urinaria o deformidades en los pies.

Otras veces se sabe desde el momento del nacimiento porque hay estigmas cutáneos, como un bulto de grasa en la región lumbar, una desviación del pliegue del glúteo, un hoyito en la región lumbar o una mata de pelo, que indica que ahí hay una espina bífida oculta.

En determinados tipos, si no se trata a tiempo, puede derivar a determinadas secuelas neurológicas, como por ejemplo, un lipoma o bulto de grasa que ancla la médula y con el crecimiento del paciente pueden aparecer síntomas neurológicos derivados de este anclaje.

Pero cuando no aparecen los citados estigmas al nacer, la espina bífida no da la cara, dijo el neurocirujano José Hinojosa, del hospital Quirón.

Espina Bífida: tipos

Mielomeningocele: es la más grave de espina bífida abierta. Se presenta como una bolsa con el tejido nervioso medular expuesto y sin cobertura cutánea.

Meningocele: un quiste o saco que contiene membranas de la capa protectora de la médula espinal se asoma por la apertura de la columna vertebral como si fuera empujando hacia afuera.

Espina bífida oculta o cerrada: se producen al final del primer trimestre de embarazo y se caracterizan por presentarse como bultos en la zona lumbar baja, en ocasiones con algún mechón de pelo.

Causas

Factores ambientales y genéticos parecen estar vinculados con la espina bífida. Según el traumatólogo Ignacio Merino, la principal causa descrita es el déficit de ácido fólico en la madre.

Tags:

  • Espina bífida oculta
  • incontinencia
  • deformidad
  • enfermedad

Lee también

Comentarios

Newsletter