¡Feliz San Valentín, familia!

Este día no solo es para celebrar con los amigos y la pareja, también es la oportunidad para compartir momentos especiales con toda la familia.
Enlace copiado
¡Feliz San Valentín, familia!

¡Feliz San Valentín, familia!

Enlace copiado
Aunque algunas personas insisten en que el Día de San Valentín o Día de los Enamorados es una excusa más para el consumismo, es posible tomar una postura menos extrema al respecto. Sobre todo cuando se trata de valores familiares y la educación de los hijos. Es muy probable que como padre quiera que su hijo comparta y disfrute de esta fecha con sus amigos, compañeros y por supuesto con la familia.

Debido a ello la opción de festejar el Día de San Valentín en familia es excelente, porque después de todo qué mejor motivo para festejar que tener una bonita familia, en la cual existen conflictos, como en todas, pero que se solucionan con una buena comunicación e inteligencia emocional de todos los miembros.

Los padres pueden estar seguros de que cuando se trata de hacer un festejo, ningún niño dirá que no, asegura el sitio Imujer.com. Cualquier excusa les viene como anillo al dedo para salir de la rutina, compartir momentos especiales o preparar unos platillos diferentes acompañados de sus padres.

Aproveche este 14 de febrero para recordarle a todos, no solo a su pareja, cuánto los quiere. Y es posible e ideal hacer una celebración en la que participen todos los miembros de la familia.

Convierta a sus hijos en cómplices de una cena romántica a la luz de las velas, en la que ellos participen en el antes, durante y después, así ellos se sentirán partícipes y les ayudará también a confiar en sí mismos. Durante el día, pídales que le ayuden a elaborar un menú especial para sorprender a su pareja cuando llegue.

Además, puede incentivarlos a que preparen corazones con recortes de cartulina roja y que escriban en cada uno de ellos el nombre de los comensales y alguna frase alusiva al amor, para luego colocarlos sobre cada plato; les ayudará a desarrollar su creatividad y dar valor a los detalles.

¿Cúanto hace que no bailan una pieza romántica en pareja? Este es el momento perfecto para hacerlo. Déjese llevar por la música (que debe ser elegida previamente con la opinión también de los pequeños). Por qué no hacerlos partícipes a ellos también de ese baile, los momentos divertidos e inolvidables nacen de esos inesperados episodios.

Compartan esa comida preparada con esmero, conversen e involucren a los niños y agradezca a los pequeños aliados por ayudar a lograr el objetivo: pasar un buen momento en familia. Esas cosas fortalecen los lazos que ya existen.

Tags:

  • padres
  • hijos
  • san valentín
  • compartir
  • familia
  • amor

Lee también

Comentarios

Newsletter