Gliomas de tallo cerebral

El tallo cerebral o conocido como “árbol de la vida” es una estructura única e indispensable para la vida. En él se encuentra contenidos los centros reguladores más importantes y que sostienen las funciones fisiológicas básicas, como la respiración, la tensión arterial, la frecuencia respiratoria, cardiaca y otras. Una enfermedad que lo afecte tarde o temprano puede terminar en la muerte inevitablemente.
Enlace copiado
Gliomas de tallo cerebral

Gliomas de tallo cerebral

Gliomas de tallo cerebral

Gliomas de tallo cerebral

Enlace copiado
Los tumores en el tallo, dependiendo de su naturaleza, son clasificables como: malformaciones arteriovenosas o tumores sólidos. Su tratamiento siempre es complicado y requiere de un abordaje multidisciplinario y de tecnología adecuada para tener mayor probabilidad de éxito.

Los tumores sólidos son frecuentes durante la primera y segunda infancia y están compuestos de células derivadas de las mismas neuronas que forman el tallo cerebral. Estas células dan su origen y por esta razón son nombrados gliomas. Los gliomas, según sus células, pueden clasificarse desde uno hasta cuatro grados, siendo el glioma de grado I y II, los que tienen mejor pronóstico.

Durante la infancia, la enfermedad se presenta más en niños que en niñas con una proporción de 1.2/1. Esto constituye el 10 % de todos los tipos de tumores cerebrales en la infancia. Sus síntomas son siempre los mismos y se caracterizan por un deterioro progresivo de las funciones cerebrales hasta que la enfermedad, por su crecimiento, produce hidrocefalia o afecta alguno o algunos de los centros neurológicos fundamentales mencionados.

Como padre o médicos debemos conocer los síntomas iniciales que presentan nuestros niños y consultar con nuestro especialista rápidamente si los identificamos.

Dolores de cabeza persistentes, náuseas y vómitos, convulsiones, hablar lento o sin coordinación, así como el progresivo deterioro de su forma de caminar hasta que es necesario utilizar silla de ruedas son algunos de los síntomas que manifiesta esta enfermedad.

El estudio recomendado para este diagnóstico es la resonancia magnética, siendo la única herramienta capaz de identificar el tumor, su localización y tamaño con mayor exactitud. Si es posible debe intentarse tomar una biopsia que puede ser dirigida por estereotaxia, sin necesidad de cirugías grandes, con el fin de tener una idea del tipo de células que forman ese tumor en particular.

El tratamiento recomendado para este diagnóstico es la combinación de radioterapia y quimioterapia. La cual promete prolongar la vida incluso en años, y aunque la mayoría de pacientes puedan morir pronto, este tratamiento les permite tener una mejor calidad de vida, durante el tiempo que sobrevivan.

Tags:

  • tumores
  • gliomas
  • arterias
  • neuronas

Lee también

Comentarios

Newsletter