Lo más visto

Guía para padres ¿Qué hacer en caso de...?

Cualquier persona que pasa tiempo con un niño debe tener las habilidades y conocimientos para garantizar su seguridad.
Enlace copiado
Enlace copiado
Tan importante es la prevención de las lesiones no intencionadas en niños como el saber actuar en el caso de los accidentes más frecuentes. A continuación te dejamos unas recomendaciones acerca de los primeros auxilios si se produce una lesión:

Intoxicaciones

Ante todo, es importante que jamás le digas a los niños que las medicaciones son caramelos. Asimismo, mantén todo tipo de fármacos o productos tóxicos fuera de su alcance.

Llama al teléfono de la unidad de salud más cercana. No olvides transmitir la información pertinente: edad, peso, tipo de producto, cantidad ingerida y tiempo que ha transcurrido desde la ingesta.

En general, suelen ocasionar problemas leves y localizados, aunque pueden ser muy molestos. Si el insecto ha dejado el aguijón, este se debe extraer con un movimiento como el de un arañazo.

Lava la zona con agua y jabón

Intenta evitar el rascado. Se pueden aplicar compresas frías o loción calmante.

Retira anillos, relojes o prendas restrictivas en la zona de la lesión.

Las garrapatas se adhieren firmemente a la piel y comienzan a chupar sangre, pudiendo transmitir enfermedades, por lo que es importante extraerla cuanto antes. Acude a un centro sanitario para retirarla, no lo intentes en casa, ya que es imprescindible que no quede ningún resto de esta en el cuerpo.

Lava la zona y aplica presión si hay sangrado.

Aplica povidona yodada o clorhexidina.

Cubre la zona con gasa o apósito estéril.

Acude a una unidad de salud. Todas las heridas por mordedura deben ser valoradas por un especialista.

Lava con abundante agua fría.

Deja un paño húmedo para cubrir la quemadura hasta ser valorada por un sanitario.

Administra analgesia.

Una vez realizada la cura por personal sanitario, se deberá revaluar en 24 horas en un centro sanitario.

Nunca apliques pomadas antibióticas, pasta de dientes, mantequilla, ungüentos o cualquier remedio casero en la quemadura.

En caso de ampollas, no las abras ni las pinches.

Refresca la zona con agua o paños fríos.

Aplica hidratación en la zona.

Evita las horas de mayor intensidad (de 12 h a 16 h).

Aplica siempre crema protectora de alta protección, 30 minutos antes de la exposición.

Utiliza gorras o sombreros.

Detén el sangrado presionando directamente sobre la herida; nunca realices un torniquete.

Limpia la herida con agua corriente y fresca a chorro, dejando correr el agua encima de la herida para que arrastre los cuerpos extraños.

Seca la piel de alrededor sin tocar la herida.

Aplica povidona yodada o clorexhidina.

Cubre con una gasa estéril.

Acuidir a una unidad de salud si hay abundante sangrado que no ceda a la presión.

Tags:

  • ser padres
  • caso de emergencia
  • guía de ayuda
  • quemadura
  • insectos

Lee también

Comentarios