Lo más visto

Hijos, Navidad y padres separados

La Navidad es la época ideal para convivir en familia, pero ¿qué pasa cuando los padres están separados? ¿Realmente los hijos se ven muy afectados?
Enlace copiado
Hijos, Navidad y padres separados

Hijos, Navidad y padres separados

Hijos, Navidad y padres separados

Hijos, Navidad y padres separados

Enlace copiado
Cuando los padres deciden separarse, eventos importantes como los cumpleaños o incluso la Navidad deben ser tomados en cuenta con la finalidad de sobrellevarlos de la forma más saludable para todos, especialmente para los pequeños.

Según la psicóloga y directora del Centro PE y DE, Alejandra Rivera, la realidad es que el no convivir con ambos padres, debido a la separación conyugal, siempre supone un desajuste emocional. Pero, según añade Rivera, lamentablemente en la mayoría de los casos los padres siguen manteniendo, de algún modo, los problemas maritales que motivaron la separación y olvidan que, aunque ya no sean pareja, ambos siempre siguen siendo los padres del niño.

“En ese sentido, una correcta gestión de la realidad actual de separación siempre empieza porque ambos sepan distinguir entre ser expareja y ser madre o padre”, expuso la especialista.

Asimismo, el portal Guiainfantil.com expone que es importante buscar el bienestar de los niños y evitar la sensación de vacío. Para ello se recomienda reservar tiempo para montar el árbol de Navidad o el nacimiento, cocinar juntos alguna receta navideña, escuchar villancicos y compartir un rato de juegos con los primos o con los abuelos. No se debe olvidar que lo más importante para los niños es vivir la Navidad en un ambiente relajado, sin disgustos ni discusiones.

Pero muchos padres se preguntan ¿qué hacer cuando el niño se pone nostálgico? La psicóloga afirma que cuando se produce la nostalgia es bueno que tanto papá como mamá validen los sentimientos del infante y le digan que comprenden lo que siente, ayudándolo a gestionar ese sentimiento hablando sobre él.

Lo que no se debe hacer es ver hacia otro lado o buscar distraer al pequeño como si no pasara nada. “Haciendo eso no solo no le ayudamos al niño, sino que tampoco le damos la oportunidad de aprender a manejar sus emociones”, expresó Rivera.

Cada niño es diferente. Unos tomarán una posición muy fuerte mientras que otros, por el contrario, podrán sentirse muy tristes, e incluso hacer afirmaciones como “no quiero pasar la Navidad contigo, quiero estar con mamá (o papá, según sea el caso)”.

Rivera aconsejó que “lo mejor es que el niño pueda pasar Navidad con ambos padres”. Pero si eso no puede ser, “se le deben respetar los deseos al niño”. “Los padres deben saber que en una situación de separación conyugal el más sensible y frágil es el niño; por tanto, su deber como papá y mamá es garantizar su estabilidad afectiva-emocional”, explicó.

Además, “debemos considerar ante todo los sentimientos y deseos del niño y anteponerlos a los nuestros. Yo pregunto ¿qué ganamos con tener al niño con nosotros y no ser sensible a su deseo –de estar con mamá o papá, según el caso–, pudiendo hacerlo feliz respetando lo que quiere?”, expresó la directora del Centro PE y DE.

A su vez, hay que recordar no hacerle comentarios comparativos al hijo o hija, como “mira, mi regalo es más bonito” o “aquí hay comida más deliciosa”. Eso no ayudará en nada y solo hará que el menor se sienta confundido.

No olvides pasar las fiestas de la mejor forma y hacer que tus hijos se sientan muy cómodos con tu presencia y la de tu expareja. Ante todo, debe primar el amor y la comprensión que les brindas.

Tags:

  • ser padres
  • navidad
  • alejandra rivera
  • piscóloga
  • centro pe y de

Lee también

Comentarios