JUGOSA Y CRUJIENTE

La zanahoria, un alimento que despierta el apetito con su llamativo color naranjado, permite diversas preparaciones calientes y frías. Además se puede disfrutar al natural.
Enlace copiado
JUGOSA Y CRUJIENTE

JUGOSA Y CRUJIENTE

JUGOSA Y CRUJIENTE

JUGOSA Y CRUJIENTE

JUGOSA Y CRUJIENTE

JUGOSA Y CRUJIENTE

Enlace copiado
Esta deliciosa y jugosa hortaliza se puede consumir de diversas formas. Se puede preparar en bastoncitos y comerla cruda, acompañando un hummus o un dip; cruda también se puede utilizar en la preparación de ensaladas. Asimismo, se puede cocinar al vapor y resulta deliciosa; salteada sola o con otras verduras o sofrita en salsas como la boloñesa, es capaz de agradar cualquier paladar.

LEA TAMBIÉN: UNA MANZANA DIARIA TE MANTENDRÁ SALUDABLE

También es perfecta para prepararla en cremas, sopas, puré, rostizada y en guisos, entre otras preparaciones.

Este vegetal que tiene un rico sabor fresco y dulzón, permite ser un buen ingrediente para la elaboración de tortas y galletas y otros postres fríos y caliente. También es un buen ingrediente para preparar batidos y jugos.


Tortas de zanahoria
Ingredientes:
2 papas grandes, cocidas en agua con sal y hechas puré
1 zanahoria, pelada y rallada
60 gramos de jamón serrano, picado
1 huevo
Sal y pimienta, al gusto
1/4 de taza de harina
1/4 de taza de aceite, para freír
Preparación:
Mezcla perfectamente el puré de papas con la zanahoria, el jamón serrano y el huevo, sazona al gusto con sal y pimienta. Toma pequeñas porciones y forma las tortas de zanahoria con papa, pásalas por la harina. Fríelas en el aceite caliente por ambos lados, escúrrelas en papel absorbente para quitar el exceso de grasa y sírvelas calientes.


Zanahorias rostizadas
Ingredientes:
12 zanahorias pequeñas peladas
2 cucharadas de mantequilla derretida
2 dientes de ajo picados
3 cucharadas de queso parmesano rallado
1 cucharadita de perejil picado
Preparación:
Precalienta el horno a 200 grados. Mezcla bien mantequilla con los dientes de ajo, luego vierte la mezcla sobre las zanahorias, después colócalas en una bandeja para hornear forada de papel mantequilla (papel para hornear) y hornea durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, cubre las zanahorias con queso parmesano. Hornéalas 10 minutos más hasta que el queso se haya derretido y esté ligeramente dorado.

Tags:

  • zanahoria
  • recetas
  • vegetal
  • vitaminas
  • sal
  • pimienta

Lee también

Comentarios

Newsletter