Jugar con tus hijos los hará mejores adultos

Si quieres que tus hijos sean más felices o tengan una vida adulta emocionalmente saludable, hay varias cosas que puedes hacer para ayudarlos: una de ellas es ser afectuoso.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los papás saben que el afecto, la compañía, el hecho de estar presentes con los hijos, escucharlos y atender sus necesidades puede hacer una gran diferencia en su desarrollo. Ahora, un estudio hecho por psicólogos explica un poco cómo esta relación de padres e hijos afecta la vida de adulto de los niños.

Se trata de un estudio conducido por la profesora de psicología Darcia Narvaez, con sus colegas Lijuan Wang and Ying Cheng, y demuestra que los niños, cuyas necesidades básicas fueron atendidas cuando eran pequeños, tienen una vida de adultos más saludable, estable o satisfactoria.

Narvaez explica que lamentablemente muchas veces se olvidan que son seres sociales con específicas necesidades desde que se nace.

El estudio explica la importancia de tener en cuenta las necesidades evolutivas de los bebés,aún cuándo están en el vientre materno. La doctora Narvaez enfatiza seis áreas: experiencias prenatales, respuestas a las necesidades del bebé (hambre, frío, miedo, incluyendo sensibilidad a las señales que el bebé manifiesta antes de llorar), lactancia materna amplia, interacciones y juegos con el bebé e infante, y una red de familiares y cuidadores que sean afectuosos y estén presentes.

Según el estudio, adultos entrevistados que recibieron afecto físico y tuvieron oportunidad de jugar con sus padres manifestaron menores niveles de depresión y ansiedad y mayores de compasión.

Quienes tienen una infancia llena de estrés y emociones tóxicas, tienen menos chances de llevar en su memoria afectiva cosas buenas y positivas, y se convierten en personas más estresadas.

Tags:

  • padres
  • hijos
  • jugar
  • seres sociales
  • compasion
  • amistad

Lee también

Comentarios

Newsletter