La epigenética jugará un papel en la recuperación de la memoria

Las enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer, y las demencias carecen hoy en día de tratamientos efectivos que permitan recobrar la memoria perdida.
Enlace copiado
La epigenética jugará un papel en la recuperación de la memoria

La epigenética jugará un papel en la recuperación de la memoria

Enlace copiado
“La epigenética seguramente jugará un papel tanto en la recuperación de determinados tipos de memoria, como en el retraso en el proceso degenerativo de las neuronas”, afirma el director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, Manel Esteller.

“Sabemos qué procesos de memoria son puramente epigenéticos por lo que, tocando determinadas marcas químicas, seremos capaces de eliminar o recuperar memorias a largo y corto plazo” con fármacos epigenéticos que ahora están en fase de ensayos clínicos, apunta.

Y es que la epigenética es la ciencia que estudia cómo se regula nuestro ADN. Cómo se expresan o no nuestros genes en función de diversos factores, como los ambientales y los hábitos de vida. “El ADN no lo es todo, es la epigenética la que le da sentido”, señala Esteller.

“La epigenética es el alfabeto de la genética, es el intermediario entre el ambiente y los genes”, explica el investigador quien acaba de publicar el libro “No soy mi ADN” (Editorial RBA) para precisamente acercar a la sociedad una joven disciplina que nació como tal a mediados de los años noventa.

Los cambios epigenéticos se pueden revertir

Manel Esteller asegura que los cambios epigenéticos pueden ser reversibles: “un cambio epigenético es como una marca química que se ha añadido en un lugar erróneo y que, como está añadida, se puede quitar más fácilmente”. Sin embargo, un cambio o una mutación en un gen “es prácticamente imposible librarse de ella”.

Los cambios epigenéticos se pueden revertir, en algunos casos con fármacos, pero también con nuestro estilo de vida. Y un ejemplo es el tabaco, una persona que deje de fumar conseguirá que sus células de los bronquios y pulmones sean capaces de recuperar “epigenéticamente” estadíos más normales a nivel fisiológico.

En el caso de los cambios que se logren por la acción de fármacos epigenéticos, son los tumores de la sangre (leucemias), los linfomas y algunos sarcomas, los que por el momento más se benefician de esta terapia que “es capaz de cambiar el pronóstico de supervivencia de algunos pacientes”.

Sin embargo, en los tumores sólidos los fármacos epigenéticos no están teniendo la misma eficacia.

Tags:

  • epigenética
  • células madre
  • memoria
  • enfermedades neurodegenerativas
  • alzhéimer

Lee también

Comentarios

Newsletter