La relación diabetes y corazón

Residentes de Endocrinología del Hospital Rosales. Cuando los médicos iniciamos nuestra carrera, estamos &nbsp;ávidos de &nbsp;saber, impacientes para practicar lo aprendido y muy atentos a las charlas de formación generalmente impartidas &nbsp;entre nosotros mismos, claro que supervisadas y moderadas por &nbsp;los maestros; a propósito, el maestro por excelencia de Endocrinología del Hospital Rosales fue también mi maestro &nbsp;cuando cursé mis primeros años de medicina interna, esto lo menciono con mucho respeto y mucha gratitud.<br />
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>Hace unos días una residente de endocrinología del Hospital Rosales me invitó a una jornada que tenía como tema principal la diabetes y su efecto en el corazón y viceversa; no pude asistir, y no se imaginan cómo me dolió no asistir, aunque si hubiera asistido me hubiera dolido más una muela que tuvo que ser reparada por un odontólogo amigo el mismo sábado. ¡La visita al dentista me provoca un miedo difícil de describir...!</p><p>A mi juicio, este tema de diabetes y corazón es algo similar a hablar de las dos caras de una misma moneda que después de tirarla al aire o cae cara o cae corona, es decir: o nos enfermamos de diabetes o nos da un infarto, según la tendencia epidemiológica actual.</p><p>Y menciono esto porque se estima que alrededor de 30 millones &nbsp;de personas sufrían de diabetes mellitus en el año 1985, en el año 2003 esta cantidad de personas aumentó a &nbsp;194 millones, y se espera que para el año 2025 &nbsp;haya 300 millones de diabéticos (si es que el calendario Maya se equivoca y no se acaba el mundo este año).</p><p>La cantidad &nbsp;de personas que sufren diabetes al momento actual es mucho mayor en los países en vías de desarrollo, y esto es debido a que nos gusta remedar y adoptamos las dietas y los estilos de vida de los países industrializados, para no sentirnos menos que los del norte, como consecuencia lógica esta enfermedad afecta de manera desproporcionada &nbsp;los jóvenes.</p><p>Ante lo mencionado en el párrafo anterior, el riesgo de enfermarnos de diabetes a lo largo de nuestra vida es de alrededor del 32.8% en lo hombres y del 38. 5% en las mujeres.</p><p>Pero, cualquiera puede preguntase: ¿de qué sirve conocer este tipo de dato epidemiológico? Está bien establecida la relación que existe entre la diabetes mellitus y la enfermedad cardiovascular, la diabetes es un factor de riesgo importante que aumenta las posibilidades de padecer de infarto o derrame cerebral.</p><p>El 80% de los diabéticos no se muere de la diabetes, estos se mueren del corazón, mientras que el corazón solo es responsable del 30% de las muertes en los no diabéticos.</p><p>Es por esa razón que me parece que el tema de diabetes y corazón fue escogido con buen tino, porque imaginen: una persona solo por el hecho de ser diabético tiene las mismas posibilidades de presentar un infarto agudo del miocardio que una persona que ya ha tenido un ataque cardiaco.</p><p>Los diabéticos tienen más posibilidades de complicare incluso de morirse &nbsp; durante un ataque cardiaco que una persona no diabética.</p><p>Las personas diabéticas con angina de pecho tienen más posibilidades de complicares con insuficiencia cardiaca, muerte o presentar otro infarto.&nbsp;</p><p>&nbsp;Y si van a ser reparados con stents coronarios, estos tienen que ser especiales, es decir, medicados.</p><p>Es por esa razón, estimados colegas residentes en formación de Endocrinología, que aplaudo su interés por empaparse de conocimientos de esta combinación de disciplinas que incluyen: la diabetes y el corazón.</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • mujer
  • salud

Lee también

Comentarios

Newsletter