Lo más visto

Más de Mujer

Lagom: la receta de felicidad para tu casa

El estilo de vida lagom nos invita a descubrir las ventajas de la simplicidad: desde una alimentación más natural hasta un hogar que emane elegancia y serenidad.
Enlace copiado
Lagom: la receta de felicidad para tu casa

Lagom: la receta de felicidad para tu casa

Enlace copiado

El arte de aportar armonía con el fin de alcanzar, sin presión y sin esfuerzo, un estado óptimo de bienestar. Lagom es un término que ha llegado desde suecia, es de difícil traducción. Sería algo parecido a “ni mucho, ni poco: en el medio”. De acuerdo con los expertos, la filosofía de vida Lagom busca la moderación y el equilibrio, y significa “en su justa medida”. Buscar la armonía y descubrir las ventajas de lo simple desde la gastronomía a la moda y la decoración del hogar.

Utilizar lo justo es una de las premisas básicas de esta tendencia, el Lagom se aleja de los excesos de decoración y complementos, lo importante es encontrar el equilibrio.

Un ejemplo práctico: si quieres decorar una pared con varios cuadros, hazlo sin miedo, teniendo en cuenta que será el foco de atención principal de la habitación. No utilices otro elemento protagonista porque desentonaría y recargaría la estancia.

Debes saber que las multitareas no tienen cabida en este modo de vida. No se trata de no pensar en el trabajo mientras estemos en casa ni tampoco de dejar de pensar en nuestra vida privada cuando trabajes. La idea es encontrar la medida justa para disfrutar de ambas cosas al máximo. Si trabajas en casa, delimita bien la zona de trabajo y los espacios privados para que una no se mezcle con lo demás.

Asimismo, para conseguir un hogar Lagom, crea interiores y decoraciones armónicas. Para ello es imprescindible mezclar piezas artesanales, hechas a mano, las cuales combinan perfectamente con creaciones actuales, con los últimos avances tecnológicos y de confort.

El orden es clave, porque te permite dar mayor sensación de amplitud a espacios reducidos, a la vez, que te ayuda a tener un hogar funcional. Es imprescindible que todo esté ordenado, pero que a su vez, debe ser agradable a la vista.

Recuerda que el uso de elementos naturales en cualquier decoración. Sin importar el estilo, las plantas, los ramos de flores y la combinación de materiales como la rafia y la madera harán que el hogar se sienta más acogedor.

Finalmente, no compres solo por comprar. La filosofía Lagom es una corriente no consumista que apuesta por comprar solo lo necesario y reutilizar lo que ya tenemos. A veces simplemente basta con cambiar el color de los muebles o ubicarlos en un nuevo lugar de la vivienda, o convertir, por ejemplo, una escalera, una maleta antigua o una simple caja de madera en una mesita de noche, y darle otro toque a nuestra habitación.

Lee también

Comentarios