Limón: rey de la medicina natural

Se ha ganado este título gracias a todas las propiedades curativas que están en su zumo o jugo, pulpa, cáscara y hasta en sus semillas.
Enlace copiado
Para las llagas o erupciones de la piel: aplica unas gotitas de zumo de limón fresco sobre la lesión.

Para las llagas o erupciones de la piel: aplica unas gotitas de zumo de limón fresco sobre la lesión.

Limón: rey de la medicina natural

Limón: rey de la medicina natural

Enlace copiado
Además es útil para la belleza y también se puede utilizar para combatir el sobrepeso, por ello incluir este cítrico en la alimentación todos los días y los platos cotidianos es un excelente opción.Sácale provecho como medicina natural.
 
Contra la gripe y la fiebre: se corta en pequeños trozos de cáscara de medio limón se hierven unos minutos en agua y finalmente filtramos y endulzamos con un poco de miel. 
Hay que beber dos a tres veces al día.
 
Para las anginas: en un vaso de agua se echan 10 cucharaditas de zumo o jugo de limón y se hacen gárgaras con el preparado varias veces al día. 
 
Para la congestión nasal: se recomienda aspirar un poco de zumo de limón por la nariz para descongestionar lo que es la zona de la frente y cabeza cuando se sufre un resfriado.
Contra la sudoración: suele aplicarse unas gotas de limón en las axilas, ya que tiene la propiedad de neutralizar el mal olor y refrescar.
 
Para el mal aliento: el zumo de limón se coloca en un vaso de agua caliente y puede utilizarse como un efectivo dentífrico que quita el sarro de los dientes y eliminar el mal aliento, sin embargo se recomienda enjuagar muy bien la boca con agua para eliminar el ácido del cítrico ya que éste pueda dañar el esmalte de los dientes.
 
Para el insomnio por estrés: para calmar los nervios y conciliar el sueño se puede preparar una infusión con las flores del limonero, se hierve una cucharada sopera de flores en una taza de agua durante 2 minutos y se debe beber antes de ir a dormir. Otra opción es tomar antes de acostarte el zumo de limón mezclado con un par de cucharadas de miel y agua tibia.
 
Contra el dolor estomacal: se debe mezclar media taza de agua tibia con el zumo de un limón, si te resulta muy ácido puedes añadirle una cucharadita de azúcar. Se puede ingerir después de una comida fuerte o tras la sensación de malestar.

Para las llagas o erupciones de la piel: Aplicar unas gotitas de zumo de limón fresco sobre la lesión.

Tags:

  • limonero
  • limon
  • piel
  • llagas
  • esmalte
  • gargaras

Lee también

Comentarios

Newsletter