Lo más visto

Mujer El 75% de los conflictos interpersonales tienen su origen en una mala comunicación.

Lo que debes conocer sobre la violencia silenciosa

Violencia silenciosa es aquella que no necesita llegar a palabras altisonantes o agresiones físicas. Es importante conocer más sobre esta violencia, para no caer en ella.
Enlace copiado
La violencia silenciosa no necesita llegar a palabras altisonantes o agresiones físicas

La violencia silenciosa no necesita llegar a palabras altisonantes o agresiones físicas

Enlace copiado

El psicólogo Román Hernández explica a detalle qué es la violencia silenciosa:

"Vienes otra vez con lo mismo, siempre quejándote!”, “Me queda claro, hay alguien que no encaja aquí: yo!”. ¿Te suena familiar?. Y es que cada vez que existe un conflicto con la familia, la pareja, alguna persona cercana, solemos instalarnos dentro de un papel de víctima o victimario.

Alguien, quien en realidad carece de seguridad en sí mismo, escoge cualquiera de estas dos opciones como si fuera éste un mecanismo natural de defensa. Como si esto, fuera a dar una solución al conflicto inicial.

Nuestro peor problema en la comunicación es que no escuchamos para entender, escuchamos para contestar.

El camino al amor consiste en tener una comunicación plena. Una comunicación afectiva y efectiva. Mas allá de la confianza, del respeto, de la educación, de la apertura, me refiero a saber escuchar para entender, para comprender y para solucionar, partiendo del mensaje del emisor. Está comprobado que el 75% de los conflictos interpersonales tienen su origen en una mala comunicación.

Nadie nos ha dicho la receta o el truco secreto para comunicarnos de manera adecuada. Hablamos, expresamos, reclamamos, jugamos con las palabras a modo de sarcasmo o de ironía; todo menos comunicar. Y es que cuando esto no se logra, el conflicto, no se apaga, al contrario crece, generando otro tipo de disturbios emocionales, como el del resentimiento por ejemplo. Yo le llamo: violencia silenciosa, la que no necesita llegar a palabras altisonantes o agresiones físicas.

La violencia silenciosa la defino como aquella que no necesita llegar a palabras altisonantes o agresiones físicas, pero desde que se emite, genera una barrera en la relación, la obstaculiza, la agrava; dificultando aun más, la resolución de la misma.

"¡Tenemos que hablar!"
Y entonces, surgen sentimientos de inestabilidad, ansiedad o preocupación, mismos que bloquean ese camino entre uno y otro, no permitiendo que fluya el camino hacia el amor, hacia una resolución. Luego entonces, de acuerdo a nuestra experiencia de vida y en afán de protegernos, nuestra debilidad nos lleva a colocarnos el disfraz de:

Víctima: Quien se culpa de todo lo que sucede.
Victimario: Quien culpa a todos de lo que sucede.

Lo mejor, es tomar como dicen por ahí: “al toro por los cuernos”. Estar siempre atentos al sentir del otro, no suponer, creer, fantasear, con lo que fue, es o será; es atender lo que el emisor quiere expresar, recuerda que cada quien habla conforme a su experiencia, no quiere decir que tiene la razón, o que es absoluto lo que está diciendo, ni se trata de convencer o solucionar todas y cada una de las ideas que nuestro interlocutor expresa.

Y es que en ocasiones nuestros impulsos emocionales como la ira, el coraje, el enojo, el miedo, la soberbia o el orgullo, se van apoderando de nosotros en cada episodio, hasta que llega el punto en que no podemos con ello y simplemente explotamos.

Por tal motivo, hoy quiero compartir contigo cuatro reglas de oro, acerca de la manera de comunicarte de manera afectiva y efectiva con las personas que te rodean:

Lo real. ¿Qué pasó o está pasando? Siendo objetivos, claros, concisos. Sin exagerar ni minimizar.

Lo emocional. ¿Qué sentimiento generó ese evento? Desde tu perspectiva, cuáles son tus emociones al respecto.

La repercusión. ¿En qué te afecta de manera personal? Como repercute en tu vida este evento.

Retroalimentación. Es muy importante preguntes a la otra persona qué fue lo que entendió, a fin de corroborar que haya quedado claro tu mensaje. En este punto, es recomendable pedir o solicitar una disculpa si es necesario; así como dar una sugerencia de solución a lo que de acuerdo a tu realidad, te afectó.

Recuerda, que antes de expresar lo que sientes, requiere ser filtrado bajo el siguiente cuestionamiento: ¿Esto que voy a expresar, beneficia o perjudica la relación? Si sabes que puede dañar más el momento, lo más asertivo que puedes hacer es permitir que tu sentimiento fluya fuera de ese ambiente, y mas tarde retomar la plática; de lo contrario, ese es el momento adecuado, y lo más probable es que sea un camino que conduzca al amor.

Tags:

  • Violencia
  • Silenciosa
  • Relación
  • Comunicación
  • Repercute

Lee también

Comentarios