Los Food Trucks: a comer sabroso y en las calles

Los camiones de comida poco a poco han reinventado la oferta gastronómica para los salvadoreños, hasta obtener propuestas más elaboradas que van desde comida rápida hasta delicias típicas internacionales. Descubra de qué se trata en este artículo.
Enlace copiado
Los Food Trucks: a comer sabroso y en las calles

Los Food Trucks: a comer sabroso y en las calles

Los Food Trucks: a comer sabroso y en las calles

Los Food Trucks: a comer sabroso y en las calles

Enlace copiado
Pareciera que el concepto de los Food Trucks es bastante nuevo en El Salvador, puesto que la mayoría de estos emprendimientos recién aparecieron en el mapa capitalino el año pasado. Sin embargo, se trata de un recorrido en el tiempo que inició 15 años atrás, con un pick up en un parque de Santa Elena.

La ”street food” o “comida callejera” en camiones nació en Los Ángeles, Estados Unidos. Sus iniciadores fueron inmigrantes latinos, según recoge en un artículo el periódico español El País. Más adelante, Europa también se contagió de este fenómeno, que posteriormente llegó a Latinoamérica.

Los Food Trucks son reconocidos internacionalmente como todo aquel negocio de comida que tiene movilidad, incluyendo remolques, furgones viejos y carritos pequeños de alimentos.

Para muchos, el punto de partida para iniciarse en una furgoneta es no poseer el capital suficiente para poder abrir un restaurante. En realidad, la primera preocupación es que los comensales no confían al 100 % en las ventas ambulantes de comida. Las nuevas ofertas culinarias sobre ruedas, sin embargo, han buscado superar este prejuicio, ofreciendo la misma calidad e higiene que cualquier local fijo en el que los precios podrían ser, por mucho, más elevados.

En El Salvador, la mayoría de los Food Trucks se aglomeran en Food Truck LoverSv, una comunidad iniciada en 2015 por los hermanos Alejandro Panameño y Manuel Enrique Panameño, cuya finalidad es ofrecer a los emprendedores locales las herramientas necesarias para propiciar el desarrollo de su negocio en diferentes ámbitos.

Conozca a continuación las delicias gastronómicas con las que podría encontrarse de camino a casa o al trabajo:

Típicos La Milpa


Su camión no lleva impreso un distintivo comercial y tampoco lo necesita. Sus 15 años en el mercado le bastaron para obtener la cartera de clientes con la que cuenta a la fecha, según considera su propietaria, Rosa María Girón Romero, de 50 años. En El Salvador, su negocio es el pionero de los Food Trucks.

Doña Rosa empezó vendiendo refrescos para unas elecciones en Antiguo Cuscatlán y posteriormente decidió ubicarse como “prueba piloto” en el parque Madreselva. Un pick up y todo tipo de productos derivados del elote la acompañaban. Un par de años después, su hermano le facilitó el furgón blanco que ya todos los pobladores de la zona reconocen.



Ubicación: Parque Madreselva, Santa Elena, Antiguo Cuscatlán.

Horarios: Sábado y domingo de 3:00 de la tarde a 8:30 de la noche.

Menú: Riguas, tamales de elote, atol de elote, pupusas, yuca (con pescaditas, chicharrón o merienda), nuégados, empanadas, pastelitos, tostadas, elote loco, papas fritas y otros más.

Recomendación: Raspado de Elote. Es como comer elote loco, pero en vaso. Ideal para todos aquellos que usan “brackets” y no quieren incomodarse.

Redes sociales: Facebook: Tipicos La Milpa