Los buenos resultados de la felicidad

Los niños más felices no solo tienen mejores relaciones, un estudio de una investigadora de la Universidad de Harvard demuestra que ellos obtienen también mejores notas y los papás tienen mucho que ver en esto.
Enlace copiado
Los buenos resultados de la felicidad

Los buenos resultados de la felicidad

Los buenos resultados de la felicidad

Los buenos resultados de la felicidad

Enlace copiado
Para los padres es sumamente importante la educación escolar de sus hijos, ya que esta les garantiza un mejor futuro. Y un estudio de una investigadora de la Universidad de Harvard demostró que existe un vínculo cercano entre la felicidad de los niños, la motivación que tienen en clases y las notas que obtienen en la escuela.

Cuando los niños son motivados por sus profesores se ven más interesados por las diferentes áreas del estudio. También las buenas relaciones entre los compañeros de clase es importante, ya que los niños se ven más atraídos a desempeñarse bien en este ambiente.

Buenas relaciones y motivación dan como resultado un niño más feliz, lo que se traduce en mejores notas. Es un círculo que se alimenta para seguir funcionando bien. Debido a esto la institución educativa debe fomentar que lo anterior sea posible con profesionales capacitados y un ambiente sano para los estudiantes.

El papel de la familia

Diversos especialistas hacen conciencia constantemente en establecer un canal de comunicación entre padres e hijos, un canal que sea funcional. Por ejemplo, por medio del juego, el baile, el dibujo, la música, la cocina, o viendo una película. El objetivo es saber la forma adecuada de llegar a los pequeños para conocer de primera mano lo que les sucede, preocupa y emociona cada día.

La finalidad es siempre que ellos tengan inteligencia emocional para desarrollarse mejor con las personas y sentirse mejor consigo mismos. Ayude a sus hijos a identificar cuando siente tristeza, enojo, alegría o frustración y que la exprese y canalice de tal manera que se sienta satisfecho con sus acciones.

No comparar a los niños con otros es una forma de hacerlo sentir único y especial. Tenga en cuenta que ellos no tienen por qué ser iguales a alguien más, cada uno tiene su propia personalidad y se comportará así.

La felicidad nace desde la satisfacción personal, las buenas relaciones familiares y con el resto de personas que lo rodean tanto en el colegio como fuera de él.

Tags:

  • padres
  • estudios
  • felicidad
  • escolaridad
  • harvard
  • notas

Lee también

Comentarios

Newsletter