Lo más visto

Más de Mujer

Los mitos más frecuentes

Existen mitos y creencias sobre la alimentación de pecho heredados de generación en generación y que pueden, en algún momento, ser dañinos para la salud de la madre o del bebé y de la misma práctica de la lactancia materna.
Enlace copiado
Sí influye  el estado de ánimo, las emociones y hasta la fatiga o cansancio de la madre a la hora de amamantar, pero en torno a la salida de la leche, no porque se arruine y le haga daño al bebé.

Sí influye el estado de ánimo, las emociones y hasta la fatiga o cansancio de la madre a la hora de amamantar, pero en torno a la salida de la leche, no porque se arruine y le haga daño al bebé.

Los mitos más frecuentes

Los mitos más frecuentes

Enlace copiado
La influencia que ejerce la familia, amigos, vecinos y hasta los profesionales de la salud en las creencias y mitos son determinantes para la madre, por ello son necesarios información y apoyo adecuado y oportuno a fin de aclarar dudas que puedan surgir y afectar la decisión de amamantar.

La consulta más frecuente en la Clínica de Consejería es la baja producción de leche, alrededor de esta dificultad aparecen algunos de los mitos que más afectan el éxito de la lactancia materna:

“Las mujeres con pechos pequeños no pueden producir suficiente leche”. ¡Falso! El tamaño y la forma de los pechos no tienen nada que ver con la producción, todas las madres pueden brindar leche de buena calidad y son capaces de producir la suficiente para satisfacer la demanda de su bebé, ya que es un proceso que se rige no por la forma, sino más bien por la succión frecuente y adecuada que la niña o niño hace al pecho durante cada toma.

“Mi mamá dice que como ella no fue lechera, yo tampoco lo seré.” Es falso, pues la producción de la leche no se da por herencia, sino por el estímulo que el bebé hace en los pechos al mamar. La mejor forma de producir y mantener la cantidad adecuada de leche materna es ofrecer más veces el pecho durante el día y aplicar la técnica correcta del amamantamiento que le hemos expuesto en artículos anteriores.

“Mi leche es rala, por eso mi bebé no se sustenta, no es de buena calidad” ¡Falso! La leche que producen todas las madres es de calidad y es la única leche que tiene todo lo que el bebé necesita para crecer sano y fuerte, tiene agua, vitaminas, minerales, proteínas y grasa, entre otras cosas.

“Si el bebe tiene diarrea o vómito, la madre debe suspender la alimentación con leche materna.” ¡Falso! Ante la presencia de enfermedades en la niña o niño, la lactancia materna debe continuar porque la leche materna provee defensas inmunológicas que disminuyen las probabilidades de que se compliquen o continúen enfermándose, y si llegan a presentar un cuadro diarreico o vómitos, continuar la lactancia puede prevenir la deshidratación.

“La madre que se encuentra enferma no pueda dar de lactar.” ¡Falso! Son raros los casos que contraindican la lactancia materna; sin embargo, ante cualquier enfermedad debe consultar con un profesional de la salud a fin de obtener recomendaciones y, si fuese necesario, el mejor medicamento para continuar la lactancia materna, recuerde, nunca debe automedicarse.

“La madre que se encuentre asustada o estresada no debe amamantar.” ¡Falso! Esta situación no es motivo para que la mujer deje de amamantar, pero hay que recordar que sí influye el estado de ánimo, las emociones y hasta la fatiga o cansancio de la madre; pero en torno a la salida de la leche, no porque se arruine y le haga daño al bebé, por eso se recomienda que cuando amamante debe estar relajada y cuando se sienta mejor ofrezca el pecho al bebé, así la leche saldrá con facilidad de sus pechos.

“Dar de mamar al bebé produce dolor en los pechos.” Es falso. Si la madre recibe el apoyo e información adecuada de cómo amamantar a su bebé no tiene que sufrir ningún dolor, puede ser que al ponérselo al pecho por primera vez sienta algún tipo de sensación, lo cual es normal dada la sensibilidad de los pechos y el proceso de bajada de la leche, de lo cual hablaremos en el próximo artículo. Pero si las molestias o el dolor persisten, debe buscar apoyo inmediatamente para identificar la causa.

Recuerde. La alimentación al pecho debe ser una práctica placentera.

Tags:

  • amamantar
  • leche materna
  • mitos
  • bebes
  • madre

Lee también

Comentarios