Los que tus hijos dicen con sus dibujos

A medida que tus hijos crecen debes tomar importancia al trazo, los colores y formas que expresan en sus dibujos. Estos pueden decir más de lo que imaginas. Descubre algunos consejos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Expresar sentimientos desde temprana edad es un proceso delicado para los menores. Sin embargo, con los dibujos, los menores exponen diversos sentimientos y preocupaciones de los cuales los padres deben estar atentos, especialmente en los primeros años de vida; dado que aún no han desarrollado el habla por completo. En este punto es importante saber que a partir de los cuatro meses los bebés inician con la comunicación con balbuceos y algunos de ocho meses ya casi dicen su primera palabra.

Los especialistas utilizan los dibujos como tests proyectivos, los cuales permiten mostrar conflictos internos y elementos de la personalidad de los niños, pero de forma inconsciente.

“Un dibujo nos puede aclarar muchas cosas, pero no nos va a dar la definición completa de un problema. Por eso, buscar siempre los antecedentes es sumamente importante”, expresó Alejandra Rivera, directora del Centro PE y DE. La especialista considera importante que los padres presten atención a los trazos de sus hijos. “Un dibujo puede dar un parámetro de evolución de los niños. Sería verdaderamente preocupante que un niño de seis años siga haciendo garabatos”, expresó Rivera.

Por ello se debe saber que un menor de 18 meses únicamente hace garabatos grandes, de los tres y cuatro años ya forman monigotes. A los cinco, los individuos ya tienen brazos y piernas; y de seis, hay más detalles.

Otro consejo esencial es siempre cerca de los maestros, para que a la hora de interpretar un dibujo se encuentre un diagnóstico coherente. Aunque existan indicadores obvios de problemas, siempre se debe investigar la posibilidad de pleitos familiares o si el menor está expuesto a mucha violencia. De ahí nace la importancia que los padres creen filtros de videojuegos o contenidos de caricaturas.

A su vez, es necesario no alarmarse con el primer dibujo diferente que realice. Recuerda que el problema está cuando se hacen de forma repetitiva y la situación empeora, de lo contrario solo es parte de su imaginación y creatividad. No olvides acudir a un especialista.

Tres sentimientos que pueden reflejar:


Plenitud

Este es un dibujo más elaborado, donde se muestra un coloreado muy sólido con muchos detalles. Esto muestra total disposición a la creatividad. Al ver el dibujo de la familia es importante que estén todos los miembros, dado que existen niños que se omiten, lo cual significa desvalorización, pues  no se siente parte de la familia.

Impulsividad

El papá posee picos en su cabello, lo que  perfila a un menor con tendencia a la agresividad. A su vez, se muestra un trazo fuerte, que evoca impulsividad. Como rasgo positivo se destaca la posición del menor, pues se coloca en medio de los padres, lo que significa que se siente protegido por ambas figuras. Según la experta, el sol resta autoridad a una de las figuras.

Seguridad

En este dibujo se nota la creatividad del menor, pues gusta por los detalles, gracias a los globos y al maletín de papá. A su vez, se nota que existe una comunicación y cercanía afectiva porque se toman de las manos. No hay picos, por lo que no se percibe agresividad. Sin embargo, la especialista asegura que siempre es importante la historia del menor.
 

Tags:

  • ser padres
  • dibujos
  • licda. alejandra rivera
  • hijos
  • niños
  • sentimientos

Lee también

Comentarios

Newsletter