Lo más visto

Los tics nerviosos

Un tic es un problema en el que alguna parte del cuerpo se mueve en forma repetida e incontrolada. Pueden suceder en cualquier parte del cuerpo, aunque más frecuentemente suceden en la cabeza y cara, en los brazos y las manos o en las piernas.
Enlace copiado
Enlace copiado
Hay otro tipo: los tics vocales, que se refieren a sonidos involuntarios que se hacen con la boca. Normalmente, los tics pueden controlarse voluntariamente, pero solo por el corto período de tiempo en que se puede mantener la concentración necesaria para ello. La mayoría de los tics son leves y apenas se notan; sin embargo, a veces pueden ser severos y muy notorios, y pueden acomplejar enormemente a un niño, afectándole en muchas áreas de su vida.

El problema más común es el llamado desorden del tic transitorio, que puede afectar hasta a un 10% de los niños en los primeros años de escuela. Estos tics, en principio, no son preocupantes; suelen desaparecer por sí solos en menos de un año. Mientras duran, deberían ser ignorados por compañeros y maestros; no obstante, pueden provocar alguna burla con efectos negativos sobre la autoestima. Nuestra cultura es un poco cruel en ese sentido.

Aunque no son tan frecuentes, hay otros tics que son prolongados (más de un año) o que no llegan a desaparecer: se les llama tics crónicos. Algunos de ellos pueden estar relacionados con un trastorno especial denominado desorden de Gilles de la Tourette. Los niños con este problema tienen dificultades más complejas.

Tags:

  • ser padres
  • Margarita Mendoza Burgos
  • tics nerviosos
  • tics vocales

Lee también

Comentarios