Los tres pilares de la diabetes

Las personas que desarrollan diabetes aumentan cada año. No se puede hablar de diabetes sin mencionar que la obesidad es el principal factor que ocasiona esta explosión de nuevos casos, y sobre todo que también es el factor que explica por qué más jóvenes e incluso niños están presentando esta enfermedad a temprana edad y con características que antes los médicos solo reconocíamos en los adultos. Los sistemas de salud del mundo están muy preocupados pues las consecuencias de la diabetes son catastróficas y ocasionan altos gastos en salud ya que han aumentado los casos de amputaciones, falla renal, derrames cerebrales, infartos, impotencia, infertilidad, y otros.
Enlace copiado
Los tres pilares de la diabetes

Los tres pilares de la diabetes

Los tres pilares de la diabetes

Los tres pilares de la diabetes

Enlace copiado
La educación es un pilar fundamental en esta enfermedad, pero debido a que este aspecto no es una pastilla, ni una inyección de insulina, tiene pobres índices de seguimiento e implementación por los pacientes. Además, los médicos en general no estamos entrenados para educar y sobre todo para modificar los hábitos de vida que los adultos llevan.

La educación que un paciente debe recibir sobre diabetes tiene múltiples componentes, siendo la guía nutricional uno de ellos. A mi criterio, existen tres pilares importantes que toda persona con esta enfermedad debe comprender para mejorar sus niveles de azúcar en la sangre: el conteo de carbohidratos, el índice glucémico y la aplicación del concepto del plato saludable.

El plato saludable ha sustituido a la pirámide de alimentos que se nos enseñaba antiguamente. Este cambio se hizo con el objeto de que las personas observaran que cada plato de comida debe llevar de los principales grupos de alimentos de una forma adecuada. Por ejemplo, la mitad de todo plato debería tener unas dos tazas de vegetales, de preferencia verdes, y una fruta entera y con cáscara (manzana, pera, duraznos, ciruelas, etcétera), mientras la otra mitad del plato debería dividirse entre carbohidratos y proteínas, es decir, para dar un ejemplo debería tener una rebanada de pan integral, media taza de arroz y unas 4 a 6 onzas de carne, blanca o roja, bajas en grasas. El índice glucémico mejora aún más el control nutricional que el plato saludable transmite, ya que es un concepto que nos explica que hay alimentos con alto, medio o bajo poder de elevar el azúcar en sangre después de que los comemos. En otras palabras, este índice nos dice que hay alimentos con mucha más fibra o azúcares complejos que se absorben lentamente y que por lo tanto producen un mejor control del azúcar en sangre. Por ejemplo, una manzana, una rebanada de pan integral, una taza de cereal rico en fibra y una taza de pasta tienen menor índice glucémico que una taza de piña, una rebanada de pan blanco o francés, una taza de cereal de maíz corriente o de puré de papa.

Por último, un diabético debería aprender poco a poco a conocer cuántos gramos de azúcares tiene cada ración que come de alimentos para poder controlar su peso y sus valores de azúcar en la sangre. Para lograr esta meta se requiere de talleres y entrenamiento. Cada ración de carbohidratos se suele definir como de 15 gramos, por ejemplo, una tortilla mediana, una fruta entera, un tercio de pasta cocida, un guineo pequeño, tienen en común aproximadamente 15 gramos de azúcares.

Tags:

  • nutriologo
  • diabetes
  • salud
  • Jose Gutierrez

Lee también

Comentarios

Newsletter