Maravilla de agua termal: Salto de malacatiupán

DESCUBRE EL SANTUARIO DE AGUA TERMAL DE ATIQUIZAYA, Y CONOCE LA RIQUEZA CULTURAL Y TURÍSTICA QUE POSEE LA CIUDAD DE LOS MANANTIALES.
Enlace copiado
Maravilla de  agua termal:  Salto de  malacatiupán

Maravilla de agua termal: Salto de malacatiupán

Maravilla de  agua termal:  Salto de  malacatiupán

Maravilla de agua termal: Salto de malacatiupán

Enlace copiado
El municipio de Atiquizaya, en el departamento de Ahuachapán, alberga una de las cascadas más sorprendentes de nuestro país, llamada Malacatiupán, pero es reconocida por todos habitantes del lugar como Salto de Malacatiupán. Su nombre en náhuat significa “Templo redondo”.

Esta cascada posee una caída de agua termal de 13 metros de altura, y se destaca por la formación rocosa que la compone; cada roca que forma parte Malacatiupán parece haber sido hecha con molde y colocada de forma geométrica, forman grandes bloques alrededor de la cascada.

Este destino de origen natural se encuentra ubicado en cantón Lomas de Alarcón y para poder llegar al salto se deben recorrer seis kilómetros desde la alcaldía de Atiquizaya hasta la cascada. Los turistas tienen las opción de llegar en vehículo o realizar caminatas en compañía de guías turísticos.

Estas cascadas son ideales para tomar un baño relajante debido a la temperatura del agua, sobre todo cuando las temperaturas del país bajan y se percibe el clima más frío. Muchos turistas deciden visitar el Salto de Malacatiupán para poner a prueba su valor aventurero lanzándose desde la cima hacia la enorme poza que se forma a la caída de agua. Otros menos atrevidos prefieren admirar la forma de la cascada y realizarse creativas fotografías para el recuerdo.

Leyendas y cultura

Además de ser un sitio turístico de Atiquizaya, el salto también es parte de la cultura del lugar debido a las leyendas que se cuentan sobre su origen, algunas relacionadas a un joven que hace miles de años robaba a los ricos para darle a los pobres, y parte de los tesoros y dinero que robaba fueron guardados en el “Templo redondo” que actualmente es el Salto de Malacatiupán.

Lee también

Comentarios

Newsletter