Mascotas benefician a los niños con autismo

La interacción con perros, gatos y otros animales podría ayudar a los niños con autismo a desarrollar mejores conductas sociales, según investigación.
Enlace copiado
Mascotas benefician a los niños con autismo

Mascotas benefician a los niños con autismo

Mascotas benefician a los niños con autismo

Mascotas benefician a los niños con autismo

Enlace copiado
Los hallazgos publicados en Journal of Autism and Developmental Disorders refieren que los niños con autismo tienen fuertes habilidades sociales cuando se tiene en casa cualquier tipo de mascota.

“Cuando comparé las habilidades sociales de los niños con autismo que vivían con perros a los que no lo hicieron, los niños con los perros parecían tener mayores habilidades sociales”, destacó Gretchen Carlisle, autor principal del estudio en información difundida por la institución académica.

“Los datos mostraron que los niños con cualquier tipo de mascota en el hogar reportaron ser más propensos a involucrarse en comportamientos tales como la introducción de sí mismos, solicitar información o responder a las preguntas de los demás. Este tipo de habilidades sociales normalmente son difíciles para los niños con autismo, pero este estudio mostró que la asertividad de los niños fue mayor si vivían con una mascota”, añadió.

“Los niños con autismo no siempre se involucran fácilmente con otras personas, pero si hay una mascota en la casa y un visitante comienza preguntando acerca de la mascota, el niño pueden ser más propensos a responder”, resaltó Gretchen Carlisle.

En el estudio también se encontró que las habilidades sociales de los niños aumentan cuanto más tiempo una familia había tenido una mascota. Los resultados se basan en una encuesta realizada a 70 familias que tenían hijos con autismo entre ocho y 18 años, y eran pacientes del Thompson Center MU para el Autismo y Trastornos del Neurodesarrollo. Casi el 70 % de las familias que participaron tenían un perro en casa, y aproximadamente la mitad de ellos tenían gatos. Otros animales domésticos eran peces, animales de granja, roedores, conejos, reptiles, aves e incluso una araña.

“Los perros son buenos para algunos niños con autismo, pero podría no ser la mejor opción para todos los niños”, dijo Carlisle. “Aunque los padres pueden asumir que tener perro es mejor para ayudar a sus hijos, mis datos muestran mayores habilidades sociales en los niños con autismo que viven en hogares con cualquier tipo de mascota”, concluyó.

Tags:

  • autismo
  • mascotas
  • estudio
  • investigación
  • interacción
  • conductas sociales

Lee también

Comentarios

Newsletter