Mentón, punto importante en la estética facial

Enlace copiado
Enlace copiado
Dr. Mauricio Guerrero Arias

Cirujano plástico estético, reconstructivo y láser

Usualmente las personas se presentan al consultorio con la interrogante ¿por qué mi cara se ve diferente a la de los demás? y solicitan –por conclusión propia– que se estilice la nariz, aumento de pómulos o mejorar los labios, pero en realidad después del examen físico y observar el contorno facial, tomar, analizar y medir las fotografías del paciente –al considerar las diferentes estructuras de la cara en forma integral– podemos concluir, en ocasiones, que no es mejorar la nariz o corregir los pómulos como se verá más bella o armónica, sino a veces la persona tiene el mentón grande o pequeño, angulado o cuadrado en relación con su rostro, lo cual altera la pirámide invertida de la cara y modifica los signos de belleza que la persona ya tiene en las otras estructuras faciales.

Es en este momento que el cirujano plástico certificado tiene que ver y evaluar la cara de persona integralmente y no solo la estructura que el paciente cree que necesita mejorar. Por regla general (aunque no en todos los casos se cumple) el hombre tiende a tener un mentón más grande, cuadrado y grueso, lo cual define la cara cuadrada y fuerte que proyecta al sexo femenino como: masculinidad, fortaleza y capacidad de soportar golpes. En el caso de la mujer es un mentón angulado, de hueso no muy grueso y pequeño que proyecta una cara triangulada, por ende más bella, fina y delicada, características propias del sexo femenino.

El problema se da cuando las características no cumplen las reglas generales y aparecen hombres con mentones angulados, pequeños y/o retraídos; así como mujeres con mentón grandes, apariencia cuadrada y hueso grueso. En ambos casos se pierde la sincronía de las demás estructuras de la cara y minimiza los aspectos masculinos o femeninos e invierten la percepción de la persona hacia su propio sexo.

En cirugía plástica existen varios caminos para lograr reponer la armonía facial, los cuales pueden ir desde cirugía de movimiento de hueso del mentón (la más compleja), aplicación de implante de silicón firme (los cuales tienen diferentes tamaños y formas según la necesidad y el sexo de la persona), otra técnica es la aplicación de injerto de grasa en el músculo cuadrado del mentón y existen muchas otras técnicas para corregir dicha discrepancia facial. Todas son técnicas que realizo acá en El Salvador y son seguras para el paciente. Ahora bien en ocasiones no solo es el mentón el que hay que corregir, se puede combinar con la extirpación de las bolsas de grasa en los cachetes (Bichart) y de esa forma realizar una triangulación más visible (en el caso del sexo femenino), así como la mejoría del aspecto de la nariz, para lograr un resultado mas integral.

En resumen, la consulta debe ser con un cirujano plástico certificado que le recomendará el tipo de cirugía a realizar o si necesita o no combinación de cirugías para lograr una mejor armonía de sus características faciales y sexuales.

Tags:

  • Cirugía Plática
  • belleza
  • estética
  • mujer

Lee también

Comentarios

Newsletter