Lo más visto

Más de Mujer

‘Monpet’, las madres sin tiempo

La evidencia indica que las mujeres, aunque también trabajen fuera de casa, dedican más tiempo a las tareas de casa. ¿Eres una de ellas?

Enlace copiado
‘Monpet’, las madres sin tiempo

‘Monpet’, las madres sin tiempo

Enlace copiado

Trinidad García Pinto no quiere nada material como un libro o ropa. Cuando su marido, previsor, le preguntó como siempre qué quería de regalo para el Día de la Madre, su respuesta lo descolocó: "Tiempo para mí", dijo, y siguió con lo que estaba haciendo: preparando la ropa y la mochila del colegio de sus hijos, decidiendo qué iba a cocinar esa noche para la cena y contestando los interminables wasaps que llegaban al chat de ‘mamis’ de la escuela.

Trinidad es una de las tantas ‘monpet’ (‘mother with no personal time’, que traducido al español significa madre sin tiempo personal), un colectivo mundial cada vez más numeroso que desnuda un mal de época. Además de trabajar en una empresa de importación de 9 am a 4 pm, Trinidad es madre de dos hijos a tiempo completo y la principal encargada de llevar adelante la casa familiar. Es la responsable de llevar y buscar a sus hijos al colegio, ayudarles en sus tareas, cocinar, hacer las compras y limpiar, además de aportar a la economía hogareña.

Las ‘monpet’ enfrentan a diario un combo sin dudas demoledor: según un estudio reciente de la empresa de salud y alimentación norteamericana Welch’s, que se realizó en Estados Unidos entre dos mil madres que trabajan fuera de su casa, una mujer con hijos en edad escolar dedica unas 98 horas semanales a tareas netamente laboriosas fuera y dentro del hogar. Encontraron que un día promedio empieza a las 6 a. m. y termina cerca de las 8:30 p. m., cuando los hijos se acuestan a dormir. Incluso los fines de semana dedican varias horas del día de ‘descanso’ a cuestiones del hogar y de cuidado de sus hijos mientras su pareja se dedica al ocio.

"La evidencia indica que las mujeres, aunque también trabajen fuera de casa, dedican más tiempo a las tareas de cuidado y crianza no pagas del mundo doméstico. Y esto hace que todavía resignen sus espacios y tiempos personales", plantea Mariela Mociulsky, directora de la consultora Trendsity.

Según diversas encuestas que realizó la consultora acerca de cómo los nuevos padres están transmitiendo los imaginarios de género en la crianza de sus hijos, todavía es claro que la actual es una etapa de transición. "Desde lo discursivo, hoy hay mucha aceptación hacia la mayor igualdad de oportunidades, decisiones y roles. Pero luego, en el funcionamiento de los hogares, el sesgo inconsciente sigue existiendo, hay contradicciones y culpas –asegura la especialista–. Por un lado, se reparte de manera más equitativa, las mujeres tienen más claro que pueden tener sus tiempos, sus salidas con amigas y sus actividades fuera de casa. Lo reclaman como algo justo y necesario. Varias dicen ‘yo también trabajo y tengo derecho a tener mi tiempo libre’. Pero es algo más discursivo que otra cosa. No es del todo parejo aún. Los cambios se ven más en los hogares de familias ‘millennials’ ".

Lee también

Comentarios