Mucho cuidado con los TCA

Los TCA son trastornos mentales que se caracterizan por un comportamiento inusual y enfermizo frente a la ingesta de alimentos y obsesión por el control de peso.
Enlace copiado
Enlace copiado
Muchos han sido los estudios que se han realizado en torno a los Trastornos de la Conducta Alimentaria o TCA. Según la Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia de Cataluña (ACAB), estos son trastornos de origen multifactorial, originados por la interacción de diferentes causas de origen biológico, psicológico, familiar y sociocultural.

El psicólogo clínico Rafael Franco expone que todas las personas pueden padecer de TCA; sin embargo, un grupo poblacional vulnerable son los adolescentes, ya que ellos están en una etapa conocida como búsqueda de la identidad. Por ello, el papel de los padres en esta etapa es primordial, dado que al notar alguna actitud inusual en sus hijos, esta debe ser investigada y corregida de inmediato con ayuda de un especialista.

“En esta etapa de búsqueda (adolescencia), los jóvenes pueden tomar modelos como los artistas, amigos o familiares y muchas veces estos modelos son poco saludables”, expresó Franco.

Los TCA más conocidos son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa, pero también existen otros, como la ortorexia (la obsesión por la comida sana) y la vigorexia (la obsesión por el ejercicio físico).

¿Cómo notarlo?

La ACAB expone que existen señales en la alimentación, el peso, la imagen corporal o el comportamiento. Esto se nota en actitudes como el sentimiento de culpa por haber comido, la utilización injustificada de dietas restrictivas, la amenorrea (desaparición del ciclo menstrual durante, como mínimo, tres meses consecutivos), intentos de esconder el cuerpo con ropa ancha y aumento de la irritabilidad.

Las razones para que este fenómeno ocurra son varias, donde destacan los factores individuales, familiares y sociales. “En relación con los factores psicológicos, pueden ser desde cogniciones como: baja autoestima, pocas habilidades sociales, visión negativa del mundo, ambiente familiar desestructurado (separaciones, divorcios, múltiples parejas, etc.) y la mala percepción de belleza ideal”, expresó Franco.

¿Qué hacer?

El especialista expresa que la prevención se inicia desde el nacimiento del hijo, manteniendo siempre una comunicación saludable y fluida, potenciando la autoestima elogiándolos por su aspecto desde pequeños, enseñando sobre la importancia del ejercicio, la alimentación saludable y sobre todo potenciar una imagen real del cuerpo humano.

La ACAB dice que el 70 % de las personas afectadas por un TCA lo superan. Claro, si se proporciona una educación sólida sobre los hábitos alimenticios y se fortalece el apoyo familiar.

Tags:

  • tca
  • asociación contra la anorexia y la bulimia de cataluña
  • trastornos de la conducta alimentaria

Lee también

Comentarios

Newsletter