¿Mujer cuarentona? ¡Que eso no te asute!

Nosotras florecemos entre los 35 y los 45 porque hemos vivido lo suficiente y poseemos la experiencia para tener una visión clara de lo que queremos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Fui a comprar el regalo de cumpleaños de una amiga que me rogó que no se me ocurriera decirle a nadie que cumple 40 años. Tras finalizar mis compras fui a escogerle una tarjeta y, cuando comencé a ojearlas, me sentí abrumada con la excesiva colección de postales que existen para mujeres que cumplen los 40 años. todas las tarjetas, sin excepción, insinuaban jocosamente que a esa edad ¡la juventud se ha esfumado! Una de las tarjetas que leí decía: “Cumplir 40 no es malo… ¡es una tragedia!” ¿Por qué las mujeres odian entrar en la cuarta década de sus vidas?

Mientras estamos en los 20 y 30 todavía somos consideradas jóvenes y nuestra responsabilidad en dichos años es preparar la base de nuestro futuro. Existe una expectativa, impuesta por la sociedad o por nosotras mismas, que nos hace creer que si a los 40 años no tenemos nuestra vida en orden –familia, hijos y un buen trabajo- entonces “se nos pasó el tren”.

Cuando mi padre celebró sus 30 ya tenía trabajo seguro, era dueño de su propia casa y mantenía a una esposa y tres hijos, pero en estos días los tiempos han cambiado. ¿Quién inventó que a los 40 la vida va en decadencia? ¡qué locura!

Nosotras florecemos entre los 35 y los 45 porque hemos vivido lo suficiente y poseemos la experiencia para tener una visión clara de lo que queremos. Es entonces cuando estamos listas y preparadas para perseguir nuestras metas, o comenzar una nueva.

Puedo hablar con convicción acerca de este tema porque cuando celebré mis 34 años me sentía vacía y sin dirección. Y precisamente cuando entré en mis 40 fue que mi vida personal y profesional se encaminó hacia el éxito: publiqué mi primer libro, conseguí mi primer contrato en la radio, empecé mi gira de seminario por todo el mundo y dejé atrás un matrimonio que drenaba mi energía.

El número 40 representa la placidez de seguir siendo joven pero con experiencia e ideas más claras. Te conoces mejor a ti misma, tienes más serenidad, el amor es más profundo y con menos dramatismo, y te sientes más segura de ti misma. Además, ¡los 40 son los nuevos 30!

Tags:

  • cuarentonas
  • mujeres
  • responsabilidad
  • sociedad
  • edad
  • juventud
  • vejez

Lee también

Comentarios

Newsletter